La alargada sombra de Carlos Valderrama

El recambio ya había empezado en la Copa América de 1995, pero la presencia de Valderrama, Higuita, Álvarez, Rincón o Asprilla hacían que la selección siguiera pivotando sobre la misma base del fabuloso equipo de Francisco Maturana. ‘Bolillo’ Gómez, aunque mano derecha de ‘Pacho’, veía el fútbol de una manera diferente.

De Ortiz a Valderrama

Cali, 1985. Colombia había quedado tercera en su grupo, conformado por Argentina, Perú y Venezuela, en las eliminatorias para el Mundial de 1986, y por lo tanto debía jugar un play-off de repechaje que lo emparejó con Paraguay en la semifinal y que, de ganar, lo llevaría jugarse una plaza en el Mundial ante el ganador de la llave entre Chile y Perú.