Las dos caras de una sub-20 renovada

La Colombia del Piscis Restrepo, en su segundo partido del Hexagonal final, volvió a no sumar de tres puntos luego de caer derrota por 2-1 en el último minuto contra la selección argentina. Una derrota que, a mal o buen sabor de boca, derrama una contundente conclusión: esta selección sin Eduard Atuesta no se ve capaz de todo.

La defensa como concepción y Atuesta una bendición

La selección Colombia concretó ayer su clasificación al Hexagonal final del Sudamericano sub-20 luego de derrotar uno por cero a Chile. Por segundo partido al hilo, el equipo del Carlos Restrepo, que está tomándole el ritmo al campeonato con un plan de juego mucho más físico y vertical

Ebullición Zapata

Segunda jornada de la fase de grupos de la Copa del Mundo sub-20, y la Selección Colombia, en cuanto a huellas, no mejoró mucho. El balón parecía quemar y sin ella no había cómo llegar. Era un choque de espacios donde Colombia, en menos de 40-50 metros, quería juntarse para no peligrar tras pérdida y sumar muchos toques. Alexis Zapata con su fogosidad e inquietud llevó a pasos de un Rugrats a la tricolor a portería rival. Era el único argumento. Nadie acompañó con constancia

¿Dónde está el mediocampo?

Ganó Colombia en el debut, pero no logró convencer. Con nuevos nombres en el once inicialista, respecto a lo visto en el Sudamericano sub-20 de enero, y con Santos Borré alzado a la altura de estrella indiscutible, a Colombia le faltó el mediocampo. No comparecieron y el partido se complicó. Piscis tendrá que cambiar cosas de cara a los siguientes partidos del grupo