Historia de dos partidos

Esta es la historia de dos partidos. Uno llegó a jugarse tan sólo unos minutos, terminado por la circunstancia y el devenir del fútbol. Y el otro empezó de ahí en adelante. En los dos partidos, el eje del juego de Millonarios fue un rombo; la diferencia fue su vértice. El centro del campo azul incluyó tres mediocampistas, y en el primer partido el que completaba la figura era el delantero, Roberto Ovelar, que se unía desde el balón y el apoyo

Cuéllar en el Metropolitano

Precipitado por el reto y acongojado por el cronómetro, Atlético Junior no pudo obrar anoche la tan anhelada remontada internacional. Luego de vivir, pese a la derrota, unos grandes 90 minutos en la ida, donde mezcló intención con carácter, ayer el conjunto de Julio Comesaña, tanto desde la forma como desde el fondo, no estuvo un ápice de cerca de copiar lo hecho en Brasil.

El momento de Jarlan Barrera

Atlético Junior afronta su primer gran reto de la campaña recibiendo en la noche de hoy al histórico Cerro Porteño paraguayo. Sin ser con Comesaña la delantera que se llegó a pensar, pues ha combinado buenas con malas, el conjunto tiburón continúa sustentando gran parte de su productividad goleadora y capacidad de desequilibrio y terminación en sus tres figuras de ataque.

Jarlan en su gran noche

En un choque de titanes, Junior y Millonarios medían fuerzas tras el 0-0 de la ida en Bogotá por cuartos de final de Copa Colombia. Un empate que no sólo dejó la eliminatoria abiertísima, sino que también dejó a la espera los mejores 90 minutos por presenciar. Tanto los dirigidos por Comesaña como por Russo afrontaron la competición como la grandísima oportunidad que es: un cupo a la Copa Libertadores en el caso de salir campeón.