La pirámide invertida

La Copa Libertadores apenas empieza, pero Atlético Junior afrontó una llave que bien podría ser de cuartos de final. Olimpia de Paraguay es un viejo zorro de la Copa, la tiene en sus vitrinas, y su espíritu así lo recalca en todo momento. Por eso y por la manera en que definió la llave, la victoria rojiblanca es un impulso mayúsculo para el segundo proyecto de Alexis Mendoza en la arenosa.

Mauricio Cuero en la Copa Libertadores

En una noche imponente en el Defensores del Chaco, Olimpia sacó la primera ventaja de la eliminatoria por la mínima diferencia sobre Atlético Junior. En un envite que aún ilustró señas de pretemporada, sobre todo por su ritmo e interpretación del juego, marcó la diferencia el factor Mauricio Cuero, un futbolista preparado desde lo físico para imponerse a cualquier escenario sudamericano con aclarados por delante.

Las Águilas mantuvieron su vuelo en Paraguay

Águilas Doradas aguantó y sacó un buen resultado del Defensores del Chaco. El gol tardío de Luis Páez les da a los antioqueños la oportunidad de cerrar con mayor tranquilidad la serie en casa. Sin embargo, los dirigidos por Óscar Héctor Quintabani tienen mucho que mejorar de cara al encuentro de vuelta porque en este partido se vieron ampliamente superados por el rival.

De la mano de Juan Manuel Salgueiro, Olimpia dominó el encuentro. El uruguayo fue el socio ideal de Pablo Zeballos y de José Núñez. Los delanteros paraguayos estuvieron muy activos, se movieron por todo el frente de ataque y desacomodaron a una defensa que estaba muy atrás. Por su parte, los defensores de Águilas hicieron todo lo posible por alejar a los atacantes contrarios del arco de Piedrahita pero no fue tan sencillo. Afortunadamente para el equipo colombiano, el portero estuvo atento y atajó la mayoría de tiros que le mandaron, incluyendo un penalti. Así mismo, el cuadro dorado tuvo problemas para ejecutar las contras porque Marín y Chará no encontraron receptores libres cuando intentaron salir. A pesar de todo esto, las Águilas sacaron fuerzas al final del trayecto y mantuvieron su vuelo gracias a Kevin Piedrahita y al gol de Luis Páez, que le dio un empate valioso al conjunto antioqueño en suelo paraguayo.