Historia de dos partidos

Esta es la historia de dos partidos. Uno llegó a jugarse tan sólo unos minutos, terminado por la circunstancia y el devenir del fútbol. Y el otro empezó de ahí en adelante. En los dos partidos, el eje del juego de Millonarios fue un rombo; la diferencia fue su vértice. El centro del campo azul incluyó tres mediocampistas, y en el primer partido el que completaba la figura era el delantero, Roberto Ovelar, que se unía desde el balón y el apoyo

Jardín sin flores

Quien atraviesa el jardín llega más rápido, pero pisa las flores. Miguel Ángel Russo, preso de la mala racha de Millonarios en Bogotá, y que amenaza con invadir por completo la moral azul, decidió cortar camino de cara al gol y atacar, ante el Junior de Julio Comesaña, con tres delanteros puros, con las características propias que los diferencian, pero delanteros al fin y al cabo

Ricaurte es la pregunta

Independiente Medellín y Millonarios no jugaron un partido determinante en sus aspiraciones ni mucho menos, pero no por esto la atención dejó de estar puesta en el Atanasio Girardot. Al final las expectativas estuvieron justificadas, pues, a falta de rodaje colectivo en ambos casos (apenas normal para el inicio de temporada), poderosos y embajadores dieron muestra de ciertas individualidades que seguramente guiarán su camino en adelante.