Atlético Nacional 2017 tiene dueño propio

En la última jornada y pese a la holgada victoria por 3-1 sobre Barcelona Sporting Club, Atlético Nacional certificó su ausencia de toda competición internacional al conocer el triunfo, por la mínima, de Estudiante de La Plata en el otro partido del grupo. Sin embargo, como toda su segunda vuelta, el choque arrojó sensaciones satisfactorias y contundentes

Sin salida

En un partido que pronto se quedó sin historia, Luis Carlos Arias, por momentos, lo hizo todo: cortó pases en lo que parecía más un fusilamiento de los volantes de River Plate que lanzaban a mansalva y sin oposición balones de gracia. Luego los lanzaba al espacio con precisión a un Valentín Viola que se le exigía aguantar la pelota y dar tiempo a su equipo: allí ganó y perdió, pero fue una labor irreprochable

En busca del escenario ideal

Imagina mientras da pasos que se hunden como su propio pensamiento. Repasa un hipotético escenario ideal, ve a Anderson Plata caer a la banda persiguiendo un pase central, raso, con un sentido muy claro, descifrable pero incontestable, un típico balón al vacío, ojalá en diagonal dentro-fuera, aunque tal vez no importa tanto cómo, sólo que poco a poco, con cada paso, desajuste la zaga de centrales

Toma y dame en Pacaembú

Muchos siglos atrás, en la Antigua Grecia, Heráclito dejó constancia de uno de los más sustanciosos aforismos que se recuerde: “nadie se baña dos veces en el mismo río”. Amén del filósofo, el mundo es el resultado del eterno flujo cambiante. Pero el hombre, caprichoso animal, no da tregua en su afán por hallar patrones, dar orden al caos y, en definitiva, forzar la idea de que las aguas del ayer guardan relación con el ahora.

La fe en el 10

Cuando llegó a Luis Zubeldía la propuesta de dirigir al Independiente Medellín, seguramente soñó de inmediato con Juan Fernando Quintero llenando de asistencias a Valentín Viola. Al llegar al banquillo del poderoso, una vez conoció a Christian Marrugo sumó a su sueño un capataz de obra, un organizador retrasado que orquestara la salida de su equipo, que no iba sobrada en calidad.