Ejecutando el plan de Gustavo Costas

Santa Fe mostró ante el Medellín, en el Atanasio Girardot, una de sus mejores caras en lo que va de 2016. Sin mostrar un fútbol necesariamente vistoso, los dirigidos por Gustavo Costas dieron con dos claves para complicar al actual campeón colombiano y dejarlo al borde del abismo. La primera fue dificultar las recepciones de Christian Marrugo  en su campo, mientras que la segunda fue aprovechar las ventajas que ofrecieron por la banda izquierda Luis Tipton y Luis Carlos Arias.

La montaña no vino a Marrugo; Marrugo fue a la montaña

Poderoso”, fue el canto de guerra. Leonel lo repitió durante la semana y la multitud le creyó. Leonel se sabía poderoso. Sobrellevó la ausencia de un crack, resucitó a otro en una posición perdida desde tiempos de Giovanni Hernández y, finalmente, recuperó a su ariete para la cita que no podía faltar, aunque su cuerpo dijera lo contrario.