Hernández, triunfo de Comesaña

Para espacios de análisis y periodismo deportivo como El Dorado Magazine, en los cuales se propugna un enfoque sobre lo táctico, una crítica común concierne a la importancia que a menudo le dedicamos los escritores de estos espacios a la figura del entrenador. El fútbol sostiene una versión popular de la crítica: «es de los jugadores y no de los entrenadores».

El balón y una entrañable amistad

El 2016 parecía traer para Rafael Carrascal el paso hacia al frente como futbolista que siempre reclamó desde que debutara en Primera División. En un Alianza Petrolera de presentaciones características por su repliegue made in Holguín-Upegui, su hambre en campo propio y su perspectiva veloz, se erigió como una de las notables noticias por todo lo que su potencial conlleva

La montaña no vino a Marrugo; Marrugo fue a la montaña

Poderoso”, fue el canto de guerra. Leonel lo repitió durante la semana y la multitud le creyó. Leonel se sabía poderoso. Sobrellevó la ausencia de un crack, resucitó a otro en una posición perdida desde tiempos de Giovanni Hernández y, finalmente, recuperó a su ariete para la cita que no podía faltar, aunque su cuerpo dijera lo contrario.

La obra de Giovanni Hernández

El año 2016 será la confirmación de la obra de Giovanni Hernández en Uniautónoma Fútbol Club. Pese a no conseguir el objetivo de la permanencia en Primera División, el equipo universitario destacó por un fútbol elocuente ante ciertas limitaciones. Con un presupuesto muy bajo y sin apenas figuras, Giovanni logró competir cada fin de semana. Pocos son los técnicos que les exprimen el máximo a sus futbolistas, y el caleño pertenece a ese exclusivo y privilegiado grupo.