Siembra vientos y recogerás tempestades

Siembra vientos y recogerás tempestades”, dijo Patricia Lara. Héctor Cárdenas sopló y sopló para apagar la crisis del Deportivo Cali hasta que, finalmente, su angustia se hizo huracán. Y se lo llevó. Esbozó incontables salidas tácticas, de mayor o menor éxito, pero no atendió a su debido tiempo a ciertos problemas de raíz: la falta de convicción, energía y contagio en su equipo.