En su regreso a la titular de Atlético Junior en Copa Sudamericana, Víctor Cantillo no jugó su mejor partido, ni mucho menos. Con todo y eso, su posición y su fútbol siguen siendo tan imponentes que el equipo de Comesaña es directamente otro equipo con él en la cancha. Con Cantillo, el Junior se evita preocupaciones de más y luce considerablemente más cómodo.

Cantillo puso a jugar a Sebastián Hernández 10 metros más adelante, y la circulación rojiblanca mejoró

Que el tiburón fuese capaz de forzar a Colón a replegar durante largos tramos del encuentro, estando los argentinos por debajo del marcador global, es significativo. Esto fue posible gracias a que Cantillo, a partir de su seguridad y criterio en el pase, se apropió de la base de la jugada y le ahorró a Sebastián Hernández el afán de recoger impulsivamente el balón en su propio campo. Hernández no fue generador (cosa que no le viene bien al Junior) sino que hizo las veces de continuador (donde es un centrocampista decente).

Con Hernández jugando unos metros más adelante de lo que acostumbraba sin Cantillo y dando continuidad al juego del magdalenense, Junior pudo jugar más arriba de lo que hizo en el partido en Barranquilla y se pasó el balón cómodamente incluso después de la expulsión de Jarlan Barrera. Sin embargo, comodidad no fue sinónimo de superioridad. El equipo de Comesaña no supo transmitir peligro con su posesión y el gol se avistó lejos durante todo el partido. La razón es que delante de Cantillo no pasa mucho: no hay líneas de pase constantes ni oportunidades de crear ventajas.

Para Julio Comesaña ha llegado la hora de cuestionarse si Yony González, su centrodelantero titular, está brindando a su equipo lo que requiere en la posición. González, extremo de formación, no está ofreciendo ninguna recepción que no sea al espacio. Ante rivales replegados como Colón, esto para Junior está siendo como jugar con uno menos. Comesaña ha sido afortunado en contar con Teófilo Gutiérrez como salvador en los últimos minutos de la llave. Pero confiar su suerte a los últimos minutos no parece algo propio de un candidato a la Copa Sudamericana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *