En una época donde se debate mucho la extinción del extremo puro, el que recibe y busca raya de fondo, generando amplitud y profundidad por sí mismo y no cediendo su espacio exterior a laterales cada vez más presentes a nivel de juego, Mauricio Gómez es uno de los pocos que queda por rescatar en la Liga colombiana. El canterano de Patriotas, semestre tras semestre, se ha ido ganando las miradas de no pocos a través de un fútbol demasiado concreto: siempre por fuera y escorado a la izquierda, su mayor arma se basa en arrancar, conducir y centrar. Y, de vez en cuando, rematar. Una jugada muy simple y, a la vez, efectiva.

Gómez expone físico. Le basta y sobra

Para el plan general de Diego Corredor es tan básico como necesario encontrar a Gómez en banda, abierto y siempre disponible, para que el sistema ofensivo de Patriotas gane ritmo, altura y peligro. Porque el de Villanueva recibe, encara y va hacia puerta. No al córner única y exclusivamente, como cuando hacía las labores de lateral a sus inicios, sino a puerta. Atributo osado que ha ido obteniendo con el pasar de los partidos y de ir familiarizándose más con la demarcación de extremo.

Así, convertido en solución individual para equipar de amenaza la ofensiva patriótica, el casanareño es capaz de activar todo el carril izquierdo de forma independiente, incesante y punzante, por mucho que Nicolás Carreño le pueda tender la mano tanto en ataque como, sobre todo, en defensa. Gómez tiene determinación y fuerza arrancando desde su propia mitad para estirar hacia arriba, hacer recular al oponente y permitir la aparición de Omar Vásquez desde el interior izquierdo en campo rival. Además, su obstinación (por llevar a cabo su jugada), verticalidad y capacidad física son perfectas para superar a su marcador. Mauricio no necesita más que unos primeros pasos afilados.

Eso, sumado a su sacrificio a gusto sin balón, explica por qué Mauricio Gómez es futbolista de Primera División. Porque le está bastando con ser más veloz e intenso que quien lo defiende. Y en un sistema que pide que ejecute lo que mejor sabe hacer una vez tras otra y sin necesidad de exponer su dispersa lectura de juego, a Gómez se le ve muy potenciado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *