Eduard Atuesta cuenta apenas 20 abriles, pero sabe el futbolista que quiere y puede ser con la sabiduría de un veterano. En la selección sub-20 de Carlos Restrepo, amparado por la cinta de capitán, Atuesta dio muestras de una personalidad y liderazgo en la cancha que solo contempla una cosa: el corazón del juego. Pedir la pelota, tocarla en corto, en largo. Atender a cada jugada y dar sentido a cada balón. Si la pregunta es quién es Eduard Atuesta, la respuesta es volante ancla.

La ascendencia de Didier Moreno en el DIM lo desplazó de su posición

Luis Zubeldía tardó en conocerlo, al punto en que su lamento por no haberlo inscrito en Copa Libertadores no encontró remedio. Para el torneo local sí le daría cabida entre sus planes; eso sí, no reservaría para él su posición ideal en el campo. Para Zubeldía, hijo de la idea de que la elegancia se acompaña con fibra, Didier Moreno fue siempre inamovible, y desplazaría a Atuesta varios metros por delante de la línea divisoria, su lugar.

Juan José Peláez, el ahora entrenador del Independiente Medellín, no abandona la idea de su predecesor. Y jugando más adelantado, a Eduard Atuesta se le notan las costuras. En ocasiones pasa por lánguido y acusa cierta rigidez para librarse de su marca conduciendo. Su lenguaje corporal no transmite la misma confianza que cuando juega por detrás del balón.

Pese a sus limitaciones, Atuesta sólo suma en su nueva posición

No obstante, su aporte en el DIM está siendo imprescindible. El santandereano se mueve cual hormiga del Sahara para estar siempre cerca de todos. Interpreta de maravilla y acude allí donde haga falta un apoyo. Lo suyo es la movilidad bien entendida y su acreditado sentido del pase está representando para el DIM dinámica pura.

Eduard Atuesta luce a gusto en su nueva posición. Y es que en su cabeza está todo el mediocampo. Si la pregunta es quién es Eduard Atuesta, la respuesta es volante. A secas. Del apellido ya dispondrán las urgencias de la pizarra del DIM.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *