Mientras La Tierra gira alrededor del Sol, la energía de esta estrella alimenta al planeta y determina distintos factores en el tercer astro más cercano a ella, entre ellas: el día y la noche.

Atlético Nacional, como planeta, en el movimiento de traslación sufrió variantes, sus últimos 365 días estuvieron llenos de gloria y títulos, pero también ha tenido días con poca luz; otros oscuros y noches para el olvido. Sin embargo, a través de su rotación alrededor del Sol, hay regiones de La Tierra que son iluminadas, y otras no. En medio de la irregularidad en su rendimiento y en su juego, los jugadores más iluminados en los últimos días en Nacional han sido: Franco Armani, Carlos Cuesta, Dayro Moreno y un sorprendente Elkin Blanco.

En semifinales, Millonarios generó un eclipse. Se interpuso en el camino de Nacional y oscureció su fútbol. Los embajadores dominaron en Bogotá y controlaron en la primera parte del juego en Medellín, pero a pesar de que la Luna pueda cubrir en su totalidad el Sol, el tiempo máximo para ello parece ser de dos horas.

Hay leyendas que nacen en medio de la oscuridad, Elkin Blanco libró en solitario una batalla, mutó su cuerpo, cambió sus pies por espadas, espichó todas las pelotas que rodeaban su campo y cortó todos los avances azules.

En la segunda mitad en el Atanasio Girardot, cuando el eclipse llegaba a su fin y la Luna solo cubría parcialmente al Sol, Dayro fue la lámpara que indicó el camino. Moreno se movió por todo el frente de ataque, halló la mejor ruta y llevó a una nueva final a Nacional.

El Sol es la lámpara que ilumina todo, “y como sentado en un trono real, el Sol gobierna la familia de planetas que giran alrededor suyo”: Nicolás Copérnico. Atlético Nacional, en Colombia, sigue siendo el planeta más cercano al sol, y rodeado de estrellas, resulta difícil apagarle totalmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *