Independiente Santa Fe llegó a la última jornada de la Liga Águila sin haber clasificado pero con la opción de hacerlo sin depender de lo que pasara en otros estadios. Para ello, los dirigidos por Gustavo Costas tenían que vencer a Alianza Petrolera, unos de sus rivales en la lucha por entrar al grupo de los ocho, en el estadio El Campín. El equipo aurinegro dependía también de sí mismo para clasificar. Si ganaba, su paso a la siguiente fase del torneo estaba sellada. El plato se sirvió y el balón rodó en la capital de la República.

Costas mandó al campo de juego un 4-4-2 en el que Jonathan Gómez, que aparecía por la banda derecha cuando el equipo defendía, tenía la libertad de moverse por toda la zona de ataque cuando Santa Fe atacaba. El argentino se encargaba de conducir las escaramuzas rojas, pero luego estas se diluían cuando llegaban a los costados, donde Juan Daniel Roa y Leyvin Balanta tuvieron dificultades para ganar la línea de fondo o asociarse con los mediocampistas cardenales.

Alianza Petrolera jugó sin delanteros

Los dirigidos por Jorge Luis Bernal no tenían una referencia de ataque y eso le facilitó todo el trabajo defensivo a Santa Fe. Debe decirse también que el balón pasó poco por los pies de Álex Castro y las veces que lo hizo por los de Carlos Lizarazo, el exjugador del Deportivo Cali erró y no propició un contexto favorable para Estéfano Arango, quien, en teoría, era la referencia del club barranqueño en ataque. Las pocas veces que se acercaron al área cardenal no encontraron compañeros que estuvieran allí para rematar o hacer parte de la jugada.

El contexto del partido hizo que sobresalieran Jonathan Gómez y Anderson Plata, que tomaban el balón, corrían, encaraban y trataban de llegar al arco de Ricardo Jerez. Así fue como el argentino abrió el marcador en la primera mitad.

En la segunda etapa ingresó el delantero argentino Mauro Bustamante. Con ello, Arango, Lizarazo y Castro comenzaron a romper con toques la defensa de Santa Fe. Y el gol llegó cuando Roa cometió una falta torpe en el área. El cierre que refleja lo que fue su semestre.

Santa Fe terminó el encuentro como contra The Strongest

Gustavo Costas mandó a Denis Stracqualursi para enviar balones largos y hacer daño por arriba. La medida no funcionó y Alianza Petrolera estuvo a punto de ganarlo en un contragolpe. Pero al final, ninguno ganó y Atlético Bucaramanga hizo su trabajo contra el América, razón por la cual bogotanos y santandereanos bailaron su última canción del semestre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *