20 de abril de 1987

Tras la victoria ante Perú, Colombia debía enfrentar a la selección brasileña de Carlos Alberto Silva, a quien se le encomendó el trabajo de renovar a la fabulosa generación de Zico, Falcao, Socrátes, Junior y Toninho Cerezo. Con Bebeto, que ya debutó con Brasil precisamente en un amistoso contra Colombia en 1985, como gran estrella, apoyado por una línea defensiva en la que destacan Jorginho y Nelsinho en los laterales, y Ricardo Rocha como líbero, el enganche Valdo y los delanteros Evair, Mirandinha y Sérgio Araújo, Brasil venció a Paraguay 3-1 en el debut y es con la Argentina de Bilardo la gran favorita para obtener los tiquetes a Seúl 1988.

Maturana confirmó los mismos once futbolistas que le ganaron a Perú en el primer partido, jugando con el mismo sistema 4-3-3 en el que Galeano y Osma hacen de doble nueve y Orlando Maturana y Bernardo Redín cambian constantemente de posición entre el mediocampo y la delantera, jugando libres en tres cuartos de cancha.

Brasil fue el protagonista con balón del partido mientras que Colombia sustentó su fútbol en el trabajo defensivo, con la zaga jugando en el borde del área y Leonel Álvarez y Ricardo Pérez pareciendo muchas veces un doble pivote. Brasil, con un sistema similar, aunque con extremos más marcados, no supo como penetrar la novedosa defensa de línea en zona colombiana, ni tampoco la presión en las bandas que Colombia utilizó para neutralizar a los extremos brasileños, incapaces de driblar o de servir balones para un gris Bebeto. Las pocas veces que sí lograron acercarse a la portería del combinado nacional, René Higuita estuvo impecable, salvando incluso un cobro de pena máxima de Bebeto en el minuto 4′ del partido.

Los goles de Colombia llegaron en el complemento. Ambos con balones largos jugados para que Redín los aguantase. En el primero, el crack del Deportivo Cali retuvo la pelota, se sacó a cuatro marcados brasileños antes de lanza un centro que rebotó y cayó en León Villa, cuyo envío encontró al gran goleador colombiano del momento: Juan Jairo Galeano. El delantero paisa se elevó por los aires como si flotara y con un testarazo la mandó al fondo de la red al minuto 60. Al 82′, otra vez Redín bajando el balón y gambeteando le sirvió una pelota al jovencísimo John Jairo Tréllez que de zurda aseguró la victoria colombiana.

Con un Redin imperial, cuya habilidad nada debe envidiar a la de ningún otro futbolista del campeonato, y mostrando una gran seguridad defensiva y un ataque de pases cortos y rápidos, Colombia ya suma 4 puntos y prácticamente tiene asegurado su puesto en el cuadrangular final que enfrentará a los cuatro mejores equipos. El único marrón fue la actuación de ‘Piripi’ Osma, sombra del futbolista del Deportivo Cali. Con ‘La Turbina’ Tréllez pidiendo pista, faltará poco para que Maturana opte por darle la titularidad a él por encima del ‘7’. A continuación la ficha del partido:

Colombia 2-0 Brasil
Estadio Ramón Aguilera
Santa Cruz de la Sierra, Bolivia

Goles: Juan Jairo Galeano 60′, John Jairo Tréllez 82′.

Colombia: René Higuita; Luis Perea, Wilman Conde, Luis Fernando Herrera, León Villa; Ricardo Pérez, Leonel Álvarez, Bernardo Redín; Orlando Maturana, Juan Jairo Galeano y Armando Osma (John Jairo Tréllez).
DT: Francisco Maturana

Brasil: Paulo Vítor; Pinga, Ricardo Rocha, Jorginho, Nelsinho; Douglas, Edu, Valdo; Evair (Mirandinha), Bebeto (Sérgio Araújo), Joao Paulo.
DT: Carlos Alberto Silva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *