En el océano futbolístico que será el Brasil-Colombia de hoy, marcado por una serie de roces previos que ha cambiado la naturaleza de esta rivalidad, Neymar Junior se antoja como el fenómeno que por naturaleza puede alterarlo todo.

Con la izquierda como zona favorita, el crack del Barcelona intentará agitar a un lateral derecho que hoy no contará con la ayuda de Daniel Torres para no morir ahogado. A cambio, aparecen varios candidatos para suplir la ausencia del salvavidas titular: Guillermo Celis, Sebastián Pérez, Wilmar Barrios… y Stefan Medina.

Pékerman aseguró en rueda de prensa que Medina tiene tantas oportunidades o más que los demás para ser titular hoy

La prueba que constituye Neymar con la pelota controlada por la izquierda o por el centro es ardua y requiere del dominio de muchos registros en defensa. Hay que saber cuándo meter el pie, a qué distancia exacta colocarse para que no se escape, poner bien el cuerpo para incomodar su regate, y tapar las líneas de pase de las que disponga, pues su paleta de golpeo es total.

La consecuencia directa de esto es que la atención que demanda el 10 de la pentacampeona desorganiza prácticamente siempre al rival y aparecen los espacios. Hoy, el zaguero de ese lado deberá contenerle en la medida de lo posible, y el pivote de ese perfil, sea el que sea, deberá exigirse el doble en defensa. Pékerman puede optar incluso por poner ahí a Sánchez y alinear a alguno de los otros en la izquierda.

James ha sido uno de los argumentos ofensivos más firmes de toda la Eliminatoria

Brasil tiene su propio remolino, y si Colombia logra bordearlo para no naufragar, podrá presumir de ello, y tendrá la oportunidad para desatar su propia tormenta: James David Rodríguez Rubio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *