En el fútbol muchos son abogados de que los laterales son simplemente defensores. Es decir, que no tienen un peso especial en campo rival sino en campo propio. Y puede que todos ellos estén en lo cierto, pues los protagonistas de este texto son considerados, primero que todos, defensas y no mediocampistas o delanteros. Sin embargo, el líder del Clausura colombiano después de 5 jornadas lo es por el peso capital que tienen sus laterales tanto en defensa pero, sobre todo, en ataque. Por lo que hacen con balón y sin él. Hablamos de Jaguares en general y de Elvis Perlaza como Leonardo Saldaña en concreto.

Antes que nada, son dos laterales muy involucrados en la salida del balón del conjunto cordobés, que no va sobrada de solvencia y seguridad con Ramón Córdoba, Wilmer Díaz y Andrés Arboleda en los primeros compases. Algo sí sabe con la pelota César Carrillo, el interior en el 4-2-3-1 de Hubert Bodhert. Es por esto que el inicio de juego de Jaguares se orienta hacia las bandas, para que ambos lleven la posesión a terreno adversario con pases, traslados o paredes.

En ataque es donde suelen lucir

En segundo lugar, pese a ofrecer soluciones similares con la bola, son dos laterales distintos y con papeles diferentes en el sistema de Jaguares. En el caso de Perlaza, es un jugador más preparado para la asociación y para el desborde desde el regate. El equipo cordobés da fe de ello ya que es por el costado de Elvis donde más tiempo pasan sus ataques, amén de su académica disponibilidad para interactuar con Gómez o Carrillo. Todo lo contrario Saldaña, quien de sus botas muchas veces pretende salir directamente Jaguares, sea en largo o en conducción. Leonardo es el lanzador a las caídas a banda izquierda de Arrigo, la verticalidad al contraataque y la profundidad a la devolución de Rivera para sacar el centro en carrera, agradeciendo su técnica y golpeo. En resumen, Perlaza es el indicado para jugar en corto y Saldaña el oportuno para acelerar. Y es así como Jaguares de Córdoba es primero, se aleja del descenso y sueña con los playoffs.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *