La marginación de Edison Toloza del plantel sirvió de excusa para inventar. Alexis Mendoza incluyó a Jarlan Barrera en la partida, y con esto le bastó para dominar el primer tiempo de la semifinal ante Atlético Nacional en el Atanasio Girardot. Barrera elevó el nivel de complejidad ofensiva de Junior. La apuesta salió tan redonda que seguramente Alexis Mendoza no esté pensando en otra cosa que en repetir la puesta en escena ante Independiente Medellín. A priori, el DIM está destinado a padecer tanto o más que Atlético Nacional.

Como dijimos, con Barrera en la cancha, contener al Junior es ahora un asunto más complejo. La espalda del mediocampo rival está en peligro permanente por tres amenazas: Roberto Ovelar, Jarlan Barrera y Vladimir Hernández. Los dos primeros son especialistas en la materia; el tercero está volviendo a frecuentar dicha zona. El reto para la defensa rival es mayúsculo: no debe referenciar a uno sino a tres adversarios. Es ahí donde el equipo de Leonel Álvarez puede penar en Barranquilla.

La imprevisible llegada de la segunda línea del medio del Junior puede castigar al Medellín

Pasa que, a falta de una referencia concreta, el mediocampo del DIM va a verse obligado a tomar muchas decisiones. Si pudiera contar con Daniel Torres, el panorama no sería tan alarmante para el Medellín. Pero este no es el caso, y Leonel deberá tomar medidas al respecto. Encomendarse al tacto defensivo del precoz William Parra no parece sostenible.

Es probable que Leonel repita lo hecho en Tuluá. Ahí ordenó a Hernán Hechalar que vigilase en todo momento a Jown Cardona en la banda. Se intuye que pase lo mismo esta vez ante Vladimir Hernández. La medida podría funcionar. Pero Leonel sólo habrá resuelto parcialmente el problema. La segunda parte consiste en algo que ya no depende de él, y es que Andrés Mosquera tenga la noche de su vida anticipando cualquier filtración. Aunque se puede decir que Mosquera es capaz de esto, su margen de error es mínimo. En frente tendrá al Búfalo Ovelar que, pese a su desencuentro con el gol, llega oliendo sangre a esta Final.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *