En un partido marcado por la acción de Alexis Mendoza y la reacción de Rubén Israel, el uruguayo salió victorioso del choque de pizarras. Derrota que no le debe quitar mérito al entrenador barranquillero, quien ofreció los mejores 45 minutos del Junior en todo el semestre sin Andrés Felipe Correa, Guillermo Celis, James Sánchez y Édinson Toloza. Por su parte, líder Millonarios.

Un gran Junior en el primer episodio

En la primera mitad, Junior controló todas las fases del juego. Es decir, trabajó sobre la línea de la perfección. En defensa organizada, obligaron a Millonarios a atacar por dentro teniendo a Estrada, Machado y Núñez por fuera para así aislar y no encontrar con centros a Rangel en el área. En ataque posicional, con Aguirre y Domínguez de interiores más la inquietud de Vladimir, regalaron asociaciones dinámicas y multiplicaron las líneas de pase. En transición defensa-ataque, buscaron a Ovelar en largo o a Hernández al pie, acompañados con una enorme movilidad y actividad de Escalante para estirar. Y en transición ataque-defensa, contuvieron a Déiver, amén de la consistencia defensiva que gana Junior con Murillo de lateral derecho. Junior hacía un partido ambicioso en Bogotá. Sin embargo, el descanso dictaminó “punto y aparte”.

Un gran Millonarios en el segundo episodio

Israel no tardó en el segundo tiempo en poner en cancha a Rafael Carrascal. Millonarios necesitaba recuperar la posesión para tomarse confianza en el pase. Y fue así como el embajador se apropió del trámite. Tras cada recuperación, Carrascal ponía rápido (y bien) el balón arriba con Estrada y Silva, y estos dos desde la banda podían juntarse o buscar con centros a Rangel en zona de remate. Junior jamás taponó la recepción, el giro y el pase del sincelejano, haciendo de la base de la jugada simplemente suya.

Sobre el final, Alexis quiso apostar por una doble punta para salir más directo pero el daño ya estaba hecho. Rubén no le dio respiro a su colega y metió a Mejía por Estrada, eligiendo guardar la pelota. Eso sí, no dejó de trabajar sobre Pérez, quien era el futbolista de mitad de cancha hacia atrás de Junior que podía llevarle la pelota a los atacantes a través de una conducción o un pase.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *