Cumplimos la 5ª jornada de la Liga Águila I y Millonarios se ubica como líder en solitario, con equipos como Once Caldas, Atlético Nacional y Junior debiendo envites. Sin embargo, esto no le puede restar mérito a la progresiva labor que está cosechando Rubén Israel. Un trabajo que ya confirmó, como primer paso, solidez defensiva, y que, por segundo lugar, mostró un entendimiento interesante de posiciones y roles entre Rafael Carrascal y Elkin Blanco. El entrenador uruguayo parece ir pasito a pasito hacia un hilo reconocible.

Lo primero, como comentábamos, es la aptitud defensiva del equipo. Israel parece ir montando un sistema sin balón ordenado, por lo compacto y exacto, y versátil, por mezclar fases de presión con repliegues. Es decir, si Millonarios quiere replegar, manda a David Macalister Silva a la derecha y a Jonathan Estrada a la misma altura del centrodelantero; si Millonarios quiere subir y presionar, ubica a Estrada en la derecha y suelta a Silva. Esto nace con trabajo. Millonarios parece asimilarlo lineal, individual y colectivamente.

Síntomas de grandioso segundo pivote para Carrascal

Como segundo punto de enfoque; el compañero definitivo para Rafael Carrascal. No es falso que es un futbolista aún inconcreto, pese a ir caminando a sus 24 años. Entre esa indefinición, Carrascal busca hacer todo por pura hiperactividad. No le falta personalidad para ponerse la camiseta de Millonarios y mostrar mayor seguridad en el pase que en su mejor etapa en Alianza Petrolera (2014). Para que el sucrense participe activamente y mejore cualitativamente el juego con balón azul, Rubén Israel le ha situado con Elkin Blanco. Ayer, recibiendo a Jaguares, fue el primer partido de ambos acompañados; pero tanto la repartición de espacios como de funciones mostró que es el paso ideal para dar el paso a la segunda línea de volantes. Blanco se alejó de la salida de balón, le cubrió la espalda, subió la línea para que ofreciera el apoyo, etc. Todo en beneficio de Carrascal y Millonarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *