Explicar a Alianza Petrolera desde una absoluta razón resulta más complejo de lo parece. Alianza Petrolera no es un equipo normal. Alianza Petrolera, dicho sea de paso, puede ser el equipo más elaborado desde lo táctico en todo el fútbol colombiano. Suene o no descabellado: Alianza Petrolera es fútbol del preparado. Del que su técnico verdaderamente mete mano. Alianza Petrolera es Alianza Petrolera porque se hizo a imagen y semejanza. Alianza Petrolera es único.

Alianza Petrolera gana partidos atrás como muy pocos

Desmenuzar esta complejidad puede resultar tarea difícil. A 29 de noviembre, el sistema aurinegro está hecho por y gracias a Víctor Castillo. Él explica a Alianza Petrolera en fase de repliegue; fase incluyente en todos los equipos colombianos, pero quizás ninguno con tal trabajo. A partir de aquí empieza toda la exposición de juego. O no: a partir del rol de Víctor Castillo.

El secreto de atacar: juntar a Carrascal y Nieto entre líneas

La creación de ventajas da hincapié en un nexo que se conoce desde hace muchísimo tiempo: Rafael Carrascal y Juan Pablo Nieto. Esta pareja de amigos futbolistas, desde el eje vertical, se encuentran con frecuencia al ser los dos jugadores más capacitados para llevar las riendas del colectivo. Carrascal, desde un rol más liberado, y Nieto, desde la mediapunta, tienen todo lo que necesitan: creatividad. Son tan creativos y precisos en toda tarea con balón que son inteligentes encontrándose. Alianza no necesita que Felipe Aguilar, David Valencia y Víctor Castillo entren a participar a la salida de balón. Únicamente que ellos le hagan llegar el balón a la línea de pase segura de Rafael Carrascal. Y sí son capaces. O, de lo contrario, el sincelejano va, recoge la pelota en la base y la traslada a zona de gestación donde estará presente Juan Pablo Nieto.

Al renglón de Carrascal y Nieto acompaña Mateo Fígoli. El uruguayo, abierto en la izquierda, es el toque de descarga para desbordar. Felipe Banguero es un motor para Fígoli decidir partidos. El lateral lo sustenta pasando al ataque, doblando la espalda y desorientando al lateral rival para que el uruguayo lo aproveche. Algunos goles han llegado por este camino.

Quizá Arley Rodríguez no tenga el mismo nivel de determinación al de Mateo Fígoli, pero lo que sí queda claro es que su papel es muy distinto al del extremo opuesto. Arley Rodríguez, mínimamente acertado para regatear, es exonerado de la banda derecha y lo compensa cargando el área para que Martín Arzuaga tenga una compañía de cara al gol. Aunque Óscar Upegui no ha encontrado un lateral derecho de similares características a las de Felipe Banguero, lo nivela con la hiperactividad de Carrascal cayendo al carril diestro y buscando ambos en zona de remate con su precioso golpeo. Upegui se basa en brindar de comodidad a Carrascal, tocando mucho balón, Rodríguez, moviéndose en el área, y Arzuaga, atacando el lado débil reflejado por el movimiento de Arley.

Por técnica y autosuficiencia individual, Alianza no necesita muchas piezas por delante de la línea del balón. El ataque habrá perdido sorpresa, pero jamás suspenso. Alianza no es cualquier cosa cuando se trata de jugar serio. Alianza no es cualquier cosa cuando, en espacios reducidos, urge de una técnica pulida. Alianza Petrolera no es cualquier cosa cuando los rivales, ejemplo DIM o Millonarios, salen a rastrear contragolpes. Alianza Petrolera no es cualquier cosa.

Jerez lleva casi tres años aportando a más

Cabe aclarar que todo lo que pone Óscar Upegui en el asador, o sea en el campo, es lo mejor que tiene a disposición. Nadie como Aguilar para ejecutar el actual sistema de ayudas, nadie como Castillo para dotar de equilibrio a la estructura defensiva, nadie como Carrascal para salir de diferentes escenarios, nadie como Nieto para regalar continuidad en el juego, nadie como Fígoli para frotar la lámpara, etc. Alianza Petrolera es este diseño por cada uno de ellos. El secreto está en que Ricardo Jerez es la corona del mejor sistema colombiano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *