En el seno de la Selección no hay nada nítido respecto al once titular de José Néstor Pékerman en el debut por Eliminatorias. Lo que sí parece nítido, en cierto sentido, es la titularidad de Teófilo Gutiérrez y Carlos Bacca, dos referentes de la absoluta e hijos de Barranquilla. Si hay dos jugadores que conocen la plaza son éstos. Ahora, sin entrar en polémica, hay opciones de ver a Radamel Falcao García como titular, aunque la dupla delantera tenga tinte rojiblanco y rasgos de tiburón.

Concentrémonos en lo futbolístico. ¿A qué obligaría Perú a Bacca en caso de ser titular? Todos conocimos a una Perú serena bajo su sistema defensivo de repliegue medio y defensa adelantada. Conscientes de los riesgos en la ejecución, el nivel superlativo tanto de Carlos Ascues como de Carlos Zambrano hicieron del plan uno de los fuertes del cuadro inca. Sin embargo, en el último amistoso, justamente ante Colombia, el nivel se vio trastocado, pues Ascues y Zambrano no están jugando lo suficiente en sus respectivos equipos para mantener tal calidad expuesta en la Copa América. No jugar tanto cuesta asimilar, conociendo el sistema de Ricardo Gareca, con rapidez y agilidad un dispositivo complejo. La concentración debe ser total así como la confianza en exponerlo.

Carlos Bacca sobresale por sus desmarques, pero no contará con James para sacar provecho de ellos

Bacca se siente muy cómodo trazando ya sean desmarques de apoyo o de ruptura. Una línea defensiva adelantada como la de Perú le estaría obligando a Carlos Arturo, sobre todo, a dibujar más rupturas que apoyos, brindándole profundidad a los ataques y un movimiento vertical para abrir o fracturar a Perú. El asunto es que Bacca, sin James y seguramente Macnelly, tendrá menores prestaciones a gol. Este último detalle es importante, llegando a resentir sus diagonales. Cualquier futbolista, juegue de lo que juegue, necesita entrar en contacto con el balón, y aquí es donde Bacca brindaría más asociaciones que soluciones por delante del balón, llevando a Perú a su zona: no peligrar la espalda de los centrales. Vamos, es el partido que quiere Gareca: jugar lejos de Gallese y reducir el impacto entre líneas colombiano con los marcadores centrales y el doble pivote Ballón-Lobatón.

En caso de no poder contar con Macnelly, los movimientos de Teo serán fundamentales para Bacca

En cuestión de subir o bajar, Bacca debería regalar profundidad, pero el ofrecer combinaciones parece lógico. Colombia sin sus dos mejores pasadores no le brinda los recursos de calidad al porteño en su misión de romper a Perú. No obstante, si Teo cae a banda, ante todo a la izquierda de Yotún (por la baja de Vargas) y la del extremo de menor trabajo (Cueva a diferencia de Sánchez), abriría el partido y Bacca encontraría más espacios para habilitar la pared. Su única fórmula para retroceder, participar directamente en ataque posicional y sumar en un contexto adverso, siendo un artista del apoyo, es ésta. O puede que Bacca actúe con naturalidad si Perú decide alterar de plan en la calurosa atmósfera barranquillera.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *