A sus 43 años, Juan Carlos Henao vive un momento dulce en su ya larga carrera. Frente a Alianza Petrolera cumplió 600 partidos con la camiseta del Once Caldas y, además, fue fundamental para que su equipo fuera el primero en sacarle puntos al líder en el Estadio Daniel Villa Zapata de Barrancabermeja. El héroe de la Libertadores de 2004 completó una seguidilla de partidos en los que ha atajado balones que le han permitido al blanco blanco recuperarse después de un inicio liguero bastante regular que los tenía en la parte baja de la tabla. Su rendimiento ha sido tan bueno que José Fernando Cuadrado no ha podido jugar desde que regresó de la lesión que lo dejó por fuera de las canchas un par de semanas.

La leyenda sigue viva. Hasta hoy, los entrenadores albos han depositado 600 veces su confianza en él, el hombre de cabello largo y pantaloneta apretada que ha ganado todo con el Once Caldas. Las estiradas de Henao seguirán dándole puntos al equipo blanco en la medida en la que Javier Torrente continúe confiando en él. Por ahora quedan ocho fechas de Liga y dos de Copa -en ambos casos puede alargarse este número si el equipo pasa de ronda- para que Juan Carlos Henao siga dejando su huella en la fría Manizales.

Atajada de Henao en la definición por penales de los cuartos de final de la Copa Águila frente a Deportivo Pasto


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *