Independiente Medellín y Atlético Nacional protagonizaron una nueva edición del Clásico antioqueño en la décima fecha de la Liga Águila. Rojos y verdes llegaron al partido después de haber ganado sus respectivos encuentros en la jornada pasada, cosa que los había dejado en la parte alta de tabla de posiciones. Para este partido, los verdolagas no pudieron contar con Macnelly Torres, Alexander Mejía y Camilo Vargas que estaban con la Selección, mientras que los locales no tuvieron en su convocatoria a Frank Fabra y a Juan Fernando Caicedo.

Leonel Álvarez mandó a la cancha un 4-4-1-1. La idea era comenzar a generar fútbol por dentro para abrir campo en las bandas. El problema era que Marrugo estaba bien referenciado y que no había nadie más que conectara a los jugadores de la zona central con los de las bandas. Por su parte, Nacional tuvo problemas para acercarse al arco de David González cuando recuperó el balón e intentó contragolpear porque el rival estaba ordenado. A esto debe sumarse lo solo que estuvo Yimmi Chará a la hora de proponer. Ni Mejía, ni Bernal, ni Berrío ofrecieron apoyos claros que hubieran facilitado la labor del ex Tolima.

Daniel Torres y Davinson Sánchez dominaron el primer tiempo desde la mitad de la cancha

Durante toda la primera mitad el ritmo fue muy bajo y el balón rodó por un hoyo negro formado en centro del campo. El único de los 22 jugadores que intentó algo diferente fue Luis Tipton, remplazo de Frank Fabra como lateral izquierdo. El cartagenero fue clave cuando se proyectó porque con sus centros incomodó a la defensa contraria. Sin embargo, sus apariciones fueron espontáneas y no marcaron una gran diferencia en el trámite del encuentro.

En el segundo tiempo a Marrugo le bastó con aparecer una vez para abrir el partido. A los cuatro minutos, Carlos Valencia  le mandó un pase largo a Angello Rodríguez. Este pivoteó y Christian recibió, enganchó y luego lanzó un remate al ángulo inferior derecho de la portería de Franco Armani. Desde ese momento, Nacional intentó generar peligro pero careció de creatividad y Medellín aprovechó los espacios que dejó el equipo de Rueda cuando se posicionó en campo contrario para tratar de aumentar el marcador.

En los 85 minutos que jugó, Hernán Hechalar solo completó 11 pases

Más allá del ritmo bajo que predominó durante casi todo el encuentro, los dirigidos por Leonel Álvarez supieron golpear en el momento preciso y se alzaron con tres puntos que los van acercando a los playoffs finales. Por otra parte, Nacional volvió a evidenciar los problemas que tiene para producir y perdió su segundo partido en el semestre. Reinaldo Rueda tiene que buscar alternativas a lo que él llama la ‘Macnellydependencia’. Si no las encuentra, el equipo no podrá salir del bache en el que está.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *