Antes de la expulsión de Hernán Menosse, el plan de Javier Torrente funcionó. Once Caldas comenzó a presionar a Junior y con ello recuperó el balón cerca de la portería de Sebastián Viera. Liderados en cancha por Johan Arango, los manizalitas se hicieron del balón y comenzaron a tocar en campo contrario con Jhon Freddy Salazar por banda derecha y Gustavo Culma por el centro. Adelante apareció el delantero argentino Sebastián Penco que estaba pivoteando y arrastrando marcas para que sus compañeros tuvieran mayor campo de acción. El equipo del ex asistente de Marcelo Bielsa fue rápido y agresivo.

Culma, Arango y Salazar rotaron constantemente de posición

El equipo dirigido por Alexis Mendoza tuvo problemas para contragolpear. Aguirre, Ortega y Hernández estuvieron imprecisos y a Roberto Ovelar le llegaron pocos balones claros que no pudo concretar. Por otra parte, Gustavo Cuéllar y Guillermo Celis tuvieron dificultades en deshacerse de la presión rival y así fue como llegó el gol de Johan Arango. Tras un error en un entrega del ex-jugador del Deportivo Cali en el tercer cuarto de la cancha, el delantero del Once Caldas agarró el balón y corrió hacia el centro, encontró un espacio para rematar y acomodó el balón en el palo más lejano del arco de Sebastián Viera.

Después de la expulsión de Hernán Menosse, por una agresión sobre Andrés Felipe Correa, Once Caldas se replegó y Junior comenzó a acercarse a la portería de José Fernando Cuadrado. Sin embargo, a la visita le costó profundizar; a los locales, contraatacar. La situación cambió con las modificaciones realizadas por ambos equipos. Jarlan Barrera ingresó por Michael Ortega y puso a dos de sus compañeros cara a cara con el portero albo. El juvenil aprovechó los espacios dejados por los contrarios y puso a Junior a un toque de la victoria. Por el otro lado, la entrada de César Arias le devolvió al cuadro de Torrente el referente de área que perdió con la expulsión. Cuando Arango, Salazar o Culma llegaban a la frontal no había ningún jugador dentro del área o en sus cercanías que recibiera un pase o que arrastrara una marca. En cambio, el ingreso del santandereano provocó que los jugadores mencionados anteriormente tuvieran un referente adelante, alguien a quien buscar para que anotara el gol de la victoria. Y casi lo logran al minuto 89.

Tras la expulsión, Torrente recompuso sacando a Penco y metiendo a Ordóñez para que jugara en el centro del campo, Lucena ocupó el puesto de Menosse

Al final, ni Once Caldas ni Junior aprovecharon las oportunidades que tuvieron para ganar y sellaron un empate en la segunda fecha de la Liga Águila. En el caso de los locales, la idea del Torrente ya comienza a vislumbrase. En los lados del elenco tiburón se abrieron muchos interrogantes sobre el gran problema que tiene el equipo para producir y sobre la efectividad de los delanteros a la hora de definir. El torneo recién comienza y ambos entrenadores tendrán que recomponer y corregir algunos errores sobre la marcha. Por ahora, Once Caldas tendrá que alistarse para visitar a Millonarios, y Junior para recibir a Cortuluá en el estadio Roberto Meléndez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *