En la rueda de prensa posterior al encuentro en el que Atlético Nacional venció a Águilas Doradas, el nuevo entrenador verdolaga, Reinaldo Rueda, afirmó que “el partido hoy tuvo esos dos tiempos: uno en el que hubo un equipo agresivo que nos cerró espacios y otro en el que hubo un Nacional colectivo y profundo”. Las palabras del vallecaucano resumen lo que fue su primer encuentro con el elenco verdolaga.

Durante la primera mitad, los dirigidos por Óscar Héctor Quintabani salieron a presionar a Nacional. El equipo visitante tuvo el balón, pero le costaba pasar el tercer cuarto de cancha. El colombo-argentino mandó a Luis Felipe Chará para que siguiera a Macnelly y lo hiciera retroceder en el terreno. Asimismo mandó a Carlos Mario Arboleda y a Hilton Murillo para que contuvieran la salida de los laterales verdolagas. En este sentido, con Torres anulado, los laterales bloqueados y los delanteros metidos en el embudo formado por la doble línea de cuatro de Águilas, Nacional hizo de la posesión estéril y poco productiva.

Felipe Chará y Diego Chica contuvieron a Nacional desde el centro de la cancha

Sin embargo, Nacional comenzó a mandar pelotazos, se acercó al arco y provocó algunos cobros de tiro de esquina. Allí fue donde estuvo la clave del encuentro. En el balón parado, los de Rueda encontraron la anotación que partió el partido en dos. Un centro de Macnelly al primer palo y allí encontró a Berrío que mandó un cabezazo hacia atrás. En el área pequeña apareció Luis Carlos Ruiz solo y mandó el esférico al fondo de la red al final del primer tiempo.

Para la segunda mitad, Quintabani mandó a la cancha a Vladimir Marín y a Juan José Mezú en búsqueda del empate. Su equipo comenzó a dejar espacios en transiciones defensivas tras pérdida y ahí comenzó a aprovechar Nacional. Los centrocampistas salían rápido y buscaban la velocidad de Orlando Berrío y de Yimmi Chará. En esto, sumado a los movimientos de arrastre de Ruiz, el equipo encontró con mayor claridad el arco dorado.

La mayoría de balones de ataque pasaron por Macnelly Torres. El barranquillero realizó 96 pases correctos teniendo una precisión del 82,3%

La anotación que cerró el partido llegó cuando Rueda le pidió a Yimmi Chará que se pusiera a la misma altura de Macnelly y a Berrío que se fuera al centro a luchar balones en el área al lado de Luis Carlos Ruiz. El ex jugador del Tolima, en un contrataque, recibió y filtró un balón que dejó al cartagenero Berrío frente a Piedrahita que tapó en primera instancia, pero dio rebote. Tras esto, el delantero cabeceó sin la suficiente fuerza y el guardameta rival, con la complicidad de Fabio Rodríguez, dejó el balón suelto para que el rival llegara y anotara el 0-2.

Quintabani tendrá mucho trabajo para enfrentar Liga y Copa Sudamericana. Para ello, el otrora director técnico verdolaga va a contar con Luis Páez y con Víctor Giraldo que llegan al equipo para esta temporada y se incorporarán a los entrenamientos esta semana. Por su parte, el equipo de Reinaldo Rueda pasó la primera prueba. Yimmi Chará y Macnelly Torres se están adaptando bien y su rendimiento en este partido lo demostró. Frente a Junior y Medellín, por Copa y Liga respectivamente, Nacional tendrá la oportunidad de mejorar y consolidar su candidatura al título. El debut fue correcto y el equipo está comenzando a seguir la idea que tiene su nuevo timonel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *