Tres títulos de Liga, dos de Copa y una Superliga hicieron que la era de Juan Carlos Osorio en Atlético Nacional fuera la etapa más exitosa en la historia del club. A este palmarés le podemos sumar el subcampeonato en la Copa Sudamericana de 2014 y la llegada a los cuartos de final de la Copa Libertadores de ese mismo año. El paso del risaraldense dejó partidos muy buenos en los que el equipo exhibió un nivel y una intensidad altísima. En este artículo recordaremos algunos de los encuentros que determinaron la era y que hicieron de este Nacional un equipo exitoso.

El mejor momento para reivindicarse

Deportes Tolima 1-2 Atlético Nacional (Fecha 3 del Cuadrangular B de la Liga Postobón I de 2013)
23 de junio de 2013
XI de Nacional: Armani; Medina, Henríquez, Murillo, Valencia; Mejía, Bernal, Arias, Cárdenas, Torres, Duque.
Anotaciones: Valencia (min. 64) y Duque (min. 86).

La importancia de este partido en la era de Juan Carlos Osorio es, principalmente, simbólica. Ese semestre, el rendimiento del equipo no había sido el esperado y en los la fase final del torneo se había ratificado. Nacional había arrancado su participación en los cuadrangulares con dos derrotas y tenía que ir a Ibagué a ganar para mantener la oportunidad de clasificar a la final. Ese día, el equipo verdolaga no mostró su mejor rendimiento pero le bastó con aprovechar las dos oportunidades más importantes que tuvo para llevarse el botín de la capital del departamento de Tolima. En el Manuel Murillo Toro, Jefferson Duque complicó a los dos centrales y luchó con ellos durante todo el partido. Estuvo a punto de perder pero al minuto 86 saltó, cabeceó y le dio la victoria a su equipo.

Macnelly, Sherman y Duque

Santa Fe 0-2 Atlético Nacional (Final de vuelta de la Liga Postobón I de 2013)
17 de julio de 2013
XI de Nacional: Armani; Nájera, Murillo, Henríquez, Díaz; Mejía, Medina, Valoy, Cárdenas, Torres, Duque
Anotaciones: Duque (min. 38) y Mosquera (min. 83).

Aquel Santa Fe llegó como el gran favorito a la final tras jugar la semifinal de la Copa Libertadores y dominar la Liga durante todo el semestre. Sin embargo, el equipo de Torres, de Cárdenas y de Duque terminó de acabar con los sueños de un equipo que quedó ad portas de la gloria dos veces en menos de dos semanas. El pase desde atrás, el toque de Sherman y el control, el movimiento y la definición de Jefferson determinaron ese partido que le dio a Nacional su doceavo título liguero.

La presentación del mejor Nacional

Atlético Nacional 1-0 Deportivo Cali (Partido de vuelta de la Superliga Postobón de 2014)
19 de enero de 2014
XI de Nacional: Martínez; Bocanegra, Medina, Murillo, Díaz; Mejía, Cardona, Cárdenas; Berrío, Duque, Páez.
Anotación: Duque (min. 28).

Ese fue el día en el que comenzó a funcionar el mejor Nacional que dirigió Juan Carlos Osorio, el equipo dominó el encuentro de principio a fin y generó 16 opciones de gol. El 1-4-3-3 propuesto por el entrenador fue efectivo ya que asfixió al rival y lo arrinconó en las cercanías de la portería de Farid Mondragón. Cárdenas y Cardona filtraron balones bastante peligrosos, Berrío y Páez desbordaron, azucarera, los laterales se proyectaron de manera constante para enviar centros y Duque devoró el área. Este encuentro fue un abrebocas de lo que sería el resto del semestre para el equipo antioqueño.

Dos veces en una semana

Deportivo Cali 0-3 Atlético Nacional (Fecha 2 de la Liga Postobón I de 2014)
2 de febrero de 2014
XI de Nacional: Martínez; Bocanegra, Medina, Murillo, Díaz; Mejía, Bernal, Cardona; Berrío, Uribe, Valencia
Anotaciones: Uribe (min. 8), Valencia (min. 32) y Cardona (min. 51).

No pasó más de una semana para que Cali y Nacional se volvieran a enfrentar después del partido de la Superliga. Con tres modificaciones con respecto al encuentro anterior, el equipo de Juan Carlos Osorio viajó con la consigna de obtener una victoria y lo logró. Ese día, la precisión de Cardona a la hora de filtrar balones, la velocidad de los extremos y las deficiencias defensivas del Deportivo Cali, le permitieron al elenco antioqueño dominar el encuentro, acercarse al arco de Mondragón y golear en los inicios del campeonato al que era el más reciente subcampeón de Liga en ese momento.

Una buena noche

Newell’s Old Boys 1-3 Atlético Nacional (Fecha 6 de la fase de grupos de la Copa Libertadores de 2014)
10 de abril de 2014
XI de Nacional: Armani; Bocanegra, Medina, Murillo, Díaz; Mejía, Arias, Cárdenas, Cardona; Valencia, Tréllez
Anotaciones: Tréllez (min. 8), Cárdenas (min. 14) y Berrío (min. 55).

Frente a Newell’s Old Boys en Rosario, Nacional jugó uno de sus mejores partidos de la era de Juan Carlos Osorio. Ese día, ambos equipos jugaron con 10 jugadores desde los 6 minutos porque fueron expulsados López y Cardona. Desde ese momento, el equipo colombiano comenzó a explotar eso. Para ello fue fundamental la labor de Stefan Medina que comenzó a repartir balones desde el atrás –luego desde el centro del campo, la de Sherman organizando y la de los delanteros que aprovecharon las deficiencias que tenía la defensa del rival. Así fue como ese día el equipo de Osorio venció al equipo rosarino, clasificó a octavos de final y se convirtió en una de las más gratas sorpresas de esa Copa que ganó San Lorenzo.

Idea consolidada frente al campeón

Atlético Nacional 1-0 Atlético Mineiro (Partido de ida de los octavos de final de la Copa Libertadores de 2014)
23 de abril de 2014
XI de Nacional: Armani; Nájera, Henríquez, Murillo; Bernal, Mejía, Díaz; Cárdenas; Bocanegra, Duque, Valencia.
Anotación: Cárdenas (min. 91).

El campeón de la edición del 2013 llegaba a enfrentar al campeón colombiano. Ese día, Nacional jugó, quizás, el mejor partido en toda la era de Juan Carlos Osorio. Sherman Cárdenas tuvo un rendimiento altísimo. Pases precisos, movimientos acertados e incluso gol. El equipo exigió al máximo al portero Victor con remates de media distancia y con remates de cabeza, principalmente. Las sociedades funcionaron a la perfección y los jugadores mostraron un nivel alto que permitió que Nacional domara al campeón durante 93 minutos.

Goleada histórica

Atlético Nacional 5-0 Millonarios (Fecha 4 de la Liga Postobón II de 2014)
10 de agosto de 2014
XI de Nacional: Armani; Bocanegra, Nájera, Henríquez, Valencia; Bernal, Mejía, Cardona; Guisao, Ruiz, Berrío.
Anotaciones: Nájera (min.58), Cárdenas (min. 66), Bocanegra (min. 72), Ruiz (min. 86) y Cardona (min. 90).

La mayor goleada de Nacional sobre Millonarios la realizó el equipo de Osorio al equipo de Lillo. Ese día los verdes supieron aprovechar las ventajas que dejó el equipo dirigido por el español y de la mano de los extremos, el equipo vulneró cinco veces el arco que protegía Nelson Ramos. Guisao estuvo muy activo por derecha y Cárdenas aparecía por toda la zona de ataque ejerciendo su influencia.

El partido más importante de la era

Atlético Nacional 1-1 River Plate (Final de ida de la Copa Sudamericana de 2014)
3 de diciembre de 2014
XI de Nacional: Armani; Bocanegra, Henríquez, Murillo, Díaz; Mejía, Bernal, Cardona; Berrío, Ruiz, Copete.
Anotación: Berrío (min. 34).

Nacional llegó a la final de la Copa Sudamericana sin mostrar su mejor fútbol. Sin Stefan Medina(link de Karlz), el colectivo había perdido al jugador que le daba limpieza a la salida y, por consiguiente, el equipo cometía muchos errores. Sin embargo en el primer tiempo frente a River Plate, Alexander Mejía encontró suficiente espacio para repartir el balón a placer y para hacer que su equipo se posicionara en campo rival. Fueron los mejores minutos del equipo en ese semestre. Cardona recibió con muchísima libertad entre líneas y Luis Carlos Ruiz arrastró marcas y complicó a los defensores de River. Los verdolagas no aprovecharon las oportunidades que tuvieron, dejaron despertar a River que empató y ganó la Copa en el partido de vuelta.

El último gran partido de la era

Nacional 4-0 Libertad (Fecha 6 de la fase de grupos de la Copa Libertadores de 2015)
XI de Nacional: Vargas; Nájera, Henríquez, Murillo; Díaz, Bernal, Mejía, Valencia; Berrío, Ruiz, Copete.
Anotaciones: Mejía (min. 29), Ruiz (min. 51 y 53) y Copete (min. 73).

El último gran partido de Osorio como entrenador de Nacional fue ante Libertad en el Atanasio. El encuentro le sirvió a los antioqueños para pasar de ronda (poner link del artículo de ese día)y, de paso, para consolidar a Farid Díaz en una posición en la que el equipo tenía problemas y en la que él, además, lució más cómodo. El equipo fue fuerte en lo suyo, explotar las bandas para enviar centros y vencer por arriba. El trabajo de los extremos fue fundamental, en especial el de Berrío que fue un dolor de cabeza constante para el lateral izquierdo rival.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *