Los momentos que vivimos a diario marcan nuestra vida, pero de ellos quedan detalles en la memoria y causan repercusiones en el futuro. Deportes Quindío padeció de una vasta confusión tras fallar en los tres intentos (Torneo, Promoción y Cuadrangulares de Ascenso) de regresar a la Primera División del fútbol colombiano. Su técnico Miguel Augusto Nano Prince no ha parado de trabajar para una vez más tener la oportunidad de estar a puertas de la máxima división de fútbol profesional. Ante Real Cartagena el equipo de Prince tenía una dura prueba: visitar el fortín, la muralla heroica, en donde el equipo local no conocía la derrota desde hace más de un año por el Torneo.

Real Cartagena tuvo fases buenas de juego, pero careció de profundidad y aún más de definición. Wilder Medina tuvo una primera parte en donde con su movimiento preferido ‘yoyo’, subiendo y bajando –entrando y saliendo– logró desacomodar a Riquett y Barreiro que se mostraron compactos en defensa, pero que con el baile de Medina brindaron un mínimo espacio que leyó muy bien Wilder. Ahí filtró pases y gestó el peligro cartagenero. La falta de definición de Parra Cadena no le permitió al Real irse arriba en el marcador. La imprecisión en Yesus Cabrera le facilitó la labor a Luis Paz y Yeison Carabalí que vivieron momentos incómodos cuando Yesus alcanzó a ganarle las espaldas, pero el cartagenero dormía transportando el balón y con facilidad le robaban el cuero. Además, Carpintero, Castillo y Torres truncaron la salida limpia de los heroicos obligándolos a lanzar en largo donde fueron devorados por los centrales rivales.

Los cuyabros vienen en alza, la competitividad del semestre anterior empieza a aparecer nuevamente

Los equipos del Nano Prince se han caracterizado por ser sólidos en la parte defensiva, rápidos en las transiciones y explosivos a la hora de atacar. Este Quindío no es la excepción. Contiene la esencia Prince. Conoce sus fortalezas y las exprime al máximo, jugadores rápidos en el frente de ataque que marcan una diferencia abismal ante sus rivales. La velocidad de Gustavo Torres, más los cambios de ritmos y el talento de Jairo Roy Castillo le permiten crear ventajas en el juego exterior. Otro de los puntos claves en el ataque del Deportes Quindío es el juego aéreo dominante del interminable Wilson Carpintero; los lanzamientos al corazón del área son alimento para el Pájaro que por los aires suele generar ventaja para finalmente perforar el arco rival.

El ingreso de Giovanny López dio pausa y entregó el control del partido al Quindío

Las variantes ofensivas para Quindío no son muchas, pero la más efectiva sin duda es su contragolpe, y vaya impacto que tiene. De esa manera derrumbó la muralla cartagenera, 2 toques y gol. La conducción de Roy Castillo, un freno, el pase a López y un ‘globito’ para ponerle la firma a un gol made in Armenia. Real Cartagena perdió en el Jaime Morón luego de 19 fechas, el equipo de Prince consigue su segunda victoria consecutiva y va enderezando su camino. Va en busca de una taza de café.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *