En el arte del ilusionismo, uno de los trucos estridentes por excelencia es la desaparición de objetos o personas. Los espectadores que permanecen atentos al escenario observan como una cortina cae sobre el objeto en cuestión; cuando el telón se levanta, la audiencia cree que el objeto se ha esfumado, solo para descubrir, segundos después, que el objeto yace en el extremo opuesto de la sala.

Después de una amarga experiencia preliminar en Tijuana, Dayro Moreno volvió a Xolos en el verano de 2014 de la mano del venezolano César Farías. Las cosas no caminaron de la mejor manera. Xolos no clasificó a la liguilla por el título, Farías terminó destituido y Dayro naufragó como el resto del equipo.

Moreno vuelve a México después de firmar un paso brillante por Millonarios

Para el Clausura 2015, el nuevo estratega Daniel Guzmán desarrolló un plan de transiciones fulgurantes que pronto erigió a Dayro como el estandarte de la propuesta, haciendo de Xolos de Tijuana el equipo más goleador del campeonato. A la espera de que Juan Arango baje el telón con su extraordinaria pierna izquierda, los defensores rivales miran como Moreno deambula por delante con trote cansino. Sin embargo, tan pronto la bola vuela a lo largo del campo, Dayro desaparece del radar de su marcador para emerger en el lado contrario del campo.

Los desmarques que realiza el espinaluno destacan por su longitud e inteligencia. No es extraño verlo iniciar sus movimientos pegado a la cal para terminar en el pico del área del flanco opuesto. Reciba o no el balón, sus trayectorias llegan a influir sobre los cuatro defensores rivales en la misma jugada, por lo que, con frecuencia, provoca que el sistema defensivo rival colapse.  Además, la compenetración con los delanteros de su equipo le hace ser el eje troncal del dinámico ataque de Tijuana. Los estragos en la organización rival provocados desde su movilidad permiten que sus compañeros vayan explotando todos los espacios que va generando en el camino, siendo el argentino Gabriel Hauche el que más se ha beneficiado. Por si fuera poco, Dayro Moreno muestra  tres virtudes más que resultan oro para su equipo: en primer lugar su juego de espaldas activa con fiabilidad la llegada de sus mediapuntas; por otro lado, su notable nivel técnico le permite combinar con precisión en espacios cortos; y,  finalmente, sus primeros toques merecen buena nota, convirtiéndose en un arma poderosa en transición.

Dayro Moreno lleva 6 goles en la Liga MX

Pese al bajón del último mes, Xolos sigue inmerso en la parte alta de la tabla de la Liga MX y partirá como uno de los candidatos a quedarse con el campeonato. Dayro Moreno tiene mucha culpa de eso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *