La Liga Águila quedó al día con el encuentro que se disputó anoche entre La Equidad y Atlético Nacional en el estadio El Campín. El partido, válido por la fecha 8 del torneo, era la gran oportunidad de obtener el liderato por parte del equipo dirigido por Juan Carlos Osorio, mientras que para los aseguradores era un juego vital para seguir sumando puntos que lo alejaran de los puestos de descenso y para, además, seguir consolidando el proyecto de Santiago Escobar.

Desde el comienzo las intenciones del equipo local quedaron claras. El plan del “Sachi” era detener los lanzamientos de Bernal y Díaz desde el centro del campo. Para hacerlo, Dager Palacios y Dahwling Leudo presionaron a los dos volantes verdolagas cada vez que les llegó el esférico y los incomodaron. Berrío y Copete no recibieron casi el balón por esta razón. Sin embargo, las pocas veces que lograron mandarle pases precisos a Jonathan y a Luis Carlos, los dos se asociaron y se acercaron al arco de un Cristian Bonilla atento.

Los envíos de Nájera y Murillo fueron la altenativa de Nacional para solucionar el problema que se le presentaba

Para la segunda mitad, Leudo y Palacios no ejercieron la misma presión y Otálvaro, en los minutos que jugó en el comienzo de la parte final, se metió al partido y potenció el juego interior de Nacional. El problema para el equipo visitante fue que se topó con un Hurtado y un Murillo que fueron eficientes. Debe anotarse, también, que Gilberto García comenzó a subir y los espacios para que el local contraatacara aparecieron. En esta fase del juego, Andy Pando ya había salido lesionado y en su lugar entró Óscar Barreto. El recién ingresado y Blanco comenzaron a intercambiar posiciones constantemente y a ser peligrosos gracias a su velocidad. El primer gol llegó cuando Jean Carlos recibió a espaldas de Mosquera y le envío un pase a Barreto que recibió cómodo frente a una defensa que apenas se estaba acomodando y anotó el 1-0. Al final del encuentro Roger Torres, en un contrataque y por el lado de Mosquera también, cerró el marcador y le quitó la oportunidad a Nacional de ser el líder de la Liga.

El proyecto de Santiago Escobar en La Equidad aún está consolidándose. De cara al torneo del segundo semestre, el equipo capitalino va a dar de qué hablar si las directivas logran mantener la nómina y al entrenador. El éxito está en potenciar a los jugadores que andan bien, en consolidar el grupo y en motivar a aquellos que no están en sus mejores días para que el equipo anime la próxima Liga Águila.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *