El partido del Vicente Calderón jamás finalizó, quizá solo presionaron ‘pause’, se fueron a merendar y siguieron jugando. En el Santiago Bernabéu el hilo de la historia fue el mismo: Real Madrid controló la pelota y el encuentro. Ante las bajas de Marcelo, Modrić , Benzema y Bale, el panorama pintaba complicado; Carletto debía armar un nuevo once, nombres distintos que brindasen la misma dinámica, sin que afectasen el sistema, aunque éste iba a estar sujeto a dos de ellos: Toni Kroos y James Rodríguez. Alemán y colombiano tenían la obligación de armar el juego y activar los ataques junto a Isco.

James tuvo los mejores minutos jugando como mediapunta

Ancelotti ante las bajas planteó su caprichoso 4-3-3 que mudó a 4-3-1-2 mostrando el invento de Ramos como interior derecho. El técnico italiano no sólo consiguió someter a su rival, sino que sus jugadores dominaron el partido con creces. La posesión nunca corrió riesgo, los laterales situados a la altura de ¾ de cancha rival permitieron el pase en diagonal que generó de vez en cuando ventaja de dos contra uno en los costados colchoneros. James entregó pases cortos y cambios de frente que fueron una opción válida, pero no muy efectiva para intentar sorprender a un equipo del Cholo que al ser superado no entregó muchos espacios a causa de lo replegado que estuvieron. El ‘10’ cafetero tuvo libertad de movimientos; cayó al medio y también a la banda donde estaba Carvajal dándole ocasionalmente profundidad a los ataques de su equipo.

James lució más horizontal, pero acertó en el momento de ser vertical

La calidad en el último pase de James fue lo que más creó ventajas para su equipo. A pesar que el colombiano no es buen regateador, creó ventajas sacando jugadores y gestó las mejores opciones para sus compañeros. Y como está dicho: “Una defensa cerrada se destruye construyendo con una pared”, James se acordó del libro del fútbol, dio con la página y aplicó lo aprendido. Los movimientos de Cristiano y el peligro que representa tenerle cerca más el brillante partido de Chicharito que tiró desmarques hasta que marcó y se lesionó fueron claves para obtener el tiquete a semifinales. James fue quien los invitó, él dio el pase para estar una vez más entre los cuatro mejores de Europa. De la Copa de Europa. Nada más. Nada menos.

6 comments

  1. A mí ya me parece descomunal que el Real Madrid vea tan necesario el desequilibrio puntual de James. Creí en él, porque demostró su fútbol en Francia y con la Selección en la Copa del Mundo, pero no creí en su prematura y solvente adaptación a uno de los mejores, si no el mejor, clubes del planeta. Respondió de interior y ahora, en cualquier puesto del mediocampo, todo es bienvenido para él. Anoche, James Rodríguez, metió al RM entre los cuatros mejores de Europa. A Semifinales de la Copa de Europa. Sí, él en gran parte. Sin adjetivos calificativos.

  2. Yo era escéptico por muchas cosas que no vienen al caso, pero lo cierto es que James ha demostrado ser un futbolista de una pasta incluso superior a la que yo creía hace ocho meses. Y esto es muy importante en clave selección Colombia y es algo que vamos a tener que tratar de cara a la Copa América.

  3. Kun, ayer medio tocamos el tema junto a Ricky y es cierto, lo de James es impresionante. Carletto creo que viéndole no ha puesto en duda nunca su titularidad, el derroche de fútbol y la claridad con que elige siempre está siendo más importante y vital de lo que él cree. Considero que James aún no ha medido lo que ha hecho, está empujando a su equipo a competir con el balón y cuando este Madrid lo controla Rodríguez el partido no se escapa nunca. A ver hasta dónde lleva a la selección en la copa América, por ahora, tiene a Real Madrid en Semifinales de la Champions League.

  4. Sinceramente, para minimizar y concluir, yo creo que James no se ha dado cuenta de la clase de futbolista qué es y no se ha puesto un límite de aportación. Es sencillamente escandalo. Es un caudal de puro fútbol.

  5. Todos tuvimos dudas con la llegada de James, y ahora parece sorprendente. Las mías, creo, tenían mucho que ver con que no me esperaba lo atrevido que sería Ancelotti. O lo intrépido. En su sistema hay labores que requieren una combinación descomunal de lectura, técnica, desborde y atributos físicos, y James la tiene. Es uno en un millón. Un mito.

  6. James ha llenado los requisitos propuesto y ha superado otros que no esperábamos, es brutal su nivel y la manera en qué interpreta el juego. Lo mejor de todo es que es un jovencito aún y todavía no se ha dado cuenta lo bueno que es, cuando lo haga; ganará una Champions él solo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *