Nacional ganó pero no jugó bien. El equipo de Osorio, a falta de una fecha, es el líder del grupo 7 de la Copa Libertadores y está muy cerca de obtener la clasificación a la segunda ronda del torneo continental. Las figuras del partido fueron Yulián Mejía, por haber anotado el gol y por haber sido el único que agitó la defensa rival, y Camilo Vargas, que tuvo un par de intervenciones que mantuvieron el resultado a favor de los verdolagas.

Nacional tiene 8 puntos y depende de sí mismo para clasificar

Hablando del portero bogotano, el partido frente a Estudiantes le permitió ganar confianza. En primer lugar, Vargas logró sacar su arco en cero por primera vez este semestre. Así mismo tuvo intervenciones importantes, en especial el mano a mano que tuvo Guido Carrillo antes del gol de Yulián Mejía. Otra cosa que se debe destacar en su actuación es la seguridad que mostró cuando salió a interceptar los balones aéreos. Este ha sido, hasta ahora, el mejor partido de Camilo con la camiseta verde.

Confianza también ganó la defensa. A pesar de haber cometido muchos errores, los cuatro de atrás lograron sacar el arco en cero después de haber recibido 6 goles en los últimos dos encuentros. Además, esto sirvió para que se detuviera, por lo menos de manera parcial, el aluvión de críticas que había caído por el regular rendimiento mostrado por los defensores a lo largo del semestre. Aquí tiene que haber claridad. La zaga de Nacional todavía tiene mucho trabajo que hacer y ayer se evidenció en varias cosas. Francisco Nájera, que jugó como lateral derecho, vio muchas veces pasar a Álvaro Pereira a su espalda. Alexis Henríquez no ha estado bien en lo mejor que sabe hacer, el uno contra uno, y Carrillo lo complicó bastante en algunos tramos. Más allá de estos detalles, ambos estuvieron atentos en la mayor parte del encuentro.

En un par de ocasiones, la defensa quedó expuesta por culpa de los errores de los volantes

A pesar de que a Peralta todavía le mucho por mejorar, en especial después de que el entrenador lo hubiera sacado antes de que finalizara el primer tiempo del encuentro en el que su equipo perdió con Cortuluá por su paupérrimo rendimiento. Sin embargo, el jugador respondió a la confianza dada por el entrenador en el Estadio Único de La Plata. Sin hacer un partido brillante, Diego cumplió y supo aguantar la arremetida del rival en algunos tramos del partido. Finalmente, Óscar Fabián Murillo, que jugó como lateral izquierdo, mostró en algunos momentos del cotejo la fortaleza, la concentración y la efectividad que lo hicieron hace un poco más de un año uno de los mejores defensores de la liga colombiana. Por ese lado, Estudiantes no pudo causar tanto daño.

Finalmente ganó en confianza Jonathan Yulián Mejía Chaverra. El 13 verdolaga se terminó de consolidar como el referente del equipo del primer semestre de 2015. Su nivel es superior, si se le compara con el del equipo en general, y ya quedó evidenciado. Sus movimientos, la manera en la que transporta el balón y su precisión para enviar pases le han salvado más de un partido a su club. En La Plata lo que hizo fue asociarse bastante bien con Alejandro Guerra, el compañero con el que mejor se entiende, para acercarse al área y sacar un remate que rebotó en un defensor y que Hilario Navarro no pudo detener. Mejía le dio 3 puntos de oro a su equipo.

Mejía lleva 3 goles y 6 asistencias en lo que llevamos de semestre

Juan Carlos Osorio sabe que el equipo está pasando por uno de los momentos más complicados que ha tenido desde que él llegó. Sin embargo, la confianza que le da a Nacional la victoria frente a Estudiantes en La Plata va a ser fundamental para competir el resto del semestre. En Medellín, Nacional tendrá que recibir a Libertad y dependiendo de cómo realice su trabajo, el equipo podrá jugar los octavos de final de la Copa Libertadores o simplemente resignara su semestre a la búsqueda de un nuevo título local.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *