Cuando Leonardo Jara anotó el gol del empate para Estudiantes, al minuto 68, Nacional estaba en su mejor tramo del partido. En varias ocasiones, los dirigidos por Juan Carlos Osorio tuvieron la oportunidad de aumentar el marcador para asegurar tres puntos que los hubieran dejado mejor acomodados en la tabla de posiciones.

En el comienzo del encuentro, Pellegrino le pidió a sus jugadores de ataque que presionaran la salida de los defensas verdolagas para recuperar el balón más allá del centro del campo. Sin embargo, la respuesta de los jugadores de Nacional era inmediata y obtenían, de manera veloz, el esférico otra vez. Con el paso de los minutos, Daniel Bocanegra, que aparecía como mediocentro, comenzó a recibir con mucha libertad y empezó a abrir la cancha. Por izquierda, Jonathan Copete no recibía apoyos y siempre perdía en el uno contra uno contra el defensa rival que lo marcara. Por derecha, Gilberto “Alcatraz” García y Orlando Berrío doblaban a Álvaro Pereira. Desde allí, estos dos jugadores siempre buscaron a alguien libre dentro y fuera del área. Bajo estas circunstancias, Zeballos se movió en el área para arrastrar marcas, para recibir más cómodo y para hacerle daño a los rivales. Nacional tuvo varias oportunidades para abrir el marcador por esta vía.

Estudiantes se vio superado por su rival en el primer tiempo

Cuando Zeballos aprovechó el error de Damonte y anotó el 1-0 a favor de los locales, el partido mantuvo la tónica ya mencionada. El 2-0 parecía más cercano que el 1-1 hasta que Cerutti, al minuto 65, le mandó un pase exquisito a Jara y este le picó el balón a Armani que lo vio pasar por encima suyo hasta el fondo del arco. Desde ahí, Nacional comenzó a ser impreciso y Estudiantes se adueñó el del esférico. El elenco argentino estuvo, incluso, a punto de ganar el encuentro al final.

Como consecuencia de la imprecisión, los colombianos perdieron 2 puntos en casa. Al equipo de Osorio lo siguen aquejando los dos mismos grandes problemas del año pasado: la falta de definición y las carencias defensivas. El risaraldense tendrá mucho trabajo si quiere que sus dirigidos lleguen lejos en el torneo continental. En los cuatro partidos restantes veremos si el trabajo del entrenador fue fructífero o no.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *