El artífice de la clasificación de Atlético Nacional a la final de la Copa Sudamericana ha sido, en gran medida, Franco Armani. El argentino, que llegó en 2010 y gozó de pocos minutos en sus primeros dos años y medio, se consolidó como guardameta titular de su equipo gracias a sus influyentes actuaciones en Liga Postobón, Copa Libertadores y Copa Sudamericana.

Durante todo el 2013, Juan Carlos Osorio rotó, de manera constante, a Luis Martínez, a Cristian Bonilla y a Franco Armani. Sin duda alguna, los 3 porteros de Nacional tuvieron una sana competencia que le permitió a su equipo gozar de buena salud en esa zona de la cancha, sin importar el nombre que estuviera en la planilla.

Nacional no tenía un portero titular fijo

Sin embargo para 2014, Armani se consolidó y jugó los partidos más importantes. Habitual en la Copa Libertadores, titular en las finales de Liga Postobón e indiscutible en los onces puestos por Juan Carlos Osorio en Copa Sudamericana. El argentino dio el paso adelante que Bonilla, Martínez e incluso Vargas, no lograron dar. Se ganó la confianza de Osorio y ha respondido con buenos argumentos bajo los 3 palos, en especial en la segunda mitad del año.

Así entonces, la Copa Sudamericana ha permitido que Franco sea identificado como uno de los referentes, en esa posición, del continente. Su flexibilidad y su velocidad han influido de manera notoria en la progresión del equipo colombiano, pues, por ejemplo, frente a César Vallejo se exhibió y logró sacar su arco en 0 frente a un rival que arrinconó durante 70 minutos a su equipo. Allí, Armani mostró un nivel suficiente para poner a rondar rumores de una posible nacionalización para ser convocado a la Selección Colombia o, incluso, para ser convocado por Gerardo Martino para la Selección Argentina.

Armani salvó a Nacional de quedar eliminado en cuartos de final

La progresión de Franco ha sido fundamental para Nacional. A pesar de no ser el mejor con los balones aéreos o de equivocarse ocasionalmente por fallas de comunicación con sus compañeros, el argentino se ha exigido al máximo y ha sacado balones que han llevado a los verdolagas a una final de torneo internacional después de 12 años. Frente a River Plate, Armani podrá cerrar una copa excepcional al darle a su equipo un título internacional después de 14 años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *