La expulsión de Luis Cardoza al minuto de 66 fue clave para que se definiera la serie en el Estadio Manische de Trujillo. Para ese momento, Franco Armani había atajado un poco más de media docena de remates lanzados por los jugadores de la Universidad César Vallejo. La mayoría de oportunidades fueron gestadas por el volante William Chiroque, que durante los 90 minutos fue un constante dolor de cabeza para la defensa verdolaga, en especial para el lateral izquierdo Farid Díaz.

El partido de ida había terminado 1-0 a favor de los antioqueños

El equipo colombiano saltó al campo en un 1-4-3-3 sin un referente fijo de área. El jugador que ocupa, normalmente, esa posición es Luis Carlos Ruiz. Sin embargo, Juan Carlos Osorio lo puso como extremo izquierdo. Fue por ello que allí apareció Edwin Cardona. El 10 verdolaga jugó delante de Cárdenas, cosa que tuvo un impacto positivo en el juego ofensivo de Nacional en los primeros minutos. Esto se dio porque en esta parte del encuentro, Sherman recuperó algunos balones antes de que los peruanos lograran pasar la mitad de la cancha. En este contexto, Cardona recibía con mucha libertad y ahí tenía dos opciones: rematar o habilitar a alguno de los extremos que llegaba a espaldas de los laterales.

A pesar de esto, la dicha no le duró mucho a los dirigidos por Juan Carlos Osorio. César Vallejo empezó a ejercer presión alta sobre una defensa a la que le cuesta salir con limpieza. Así entonces, los colombianos se encontraron en el peor de los escenarios. Entre William Chiroque y Andy Pando complicaron a los defensores verdolagas y remataron, con mucha frecuencia, al arco de Franco Armani.

Henríquez y Nájera estaban nerviosos y los peruanos aprovecharon eso para hacer daño

La figura del argentino está siendo fundamental. Él es uno de los pilares del equipo y ha sido fundamental en la progresión del mismo en la Copa Sudamericana y en la Liga Postobón, el mejor ejemplo de eso fue el encuentro en el que el elenco antioqueño le ganó a Santa Fe en El Campín. Las atajadas del guardameta argentino fueron fundamentales para frenar la arremetida de los universitarios en este partido. Pando, Chiroque y Chávez no vencieron la resistencia del ex arquero de Deportivo Merlo.

En la segunda mitad la situación se mantuvo igual hasta el minuto 66 cuando el árbitro le sacó la segunda amarilla al defensor Luis Cardoza. Desde ese momento, el juego de los peruanos terminó de perder la intensidad que le había permitido acercarse al arco de Armani. Ni siquiera la expulsión del capitán verdolaga, Alexander Mejía, al minuto 75 le devolvió a la Universidad César Vallejo ese ímpetu con el que había afrontado el encuentro.

Otro factor que determinó el rumbo del partido fue el cansancio de los jugadores de César Vallejo

Por el contrario, Atlético Nacional aprovechó el desconcierto y anotó el gol que selló la serie. Sherman Cárdenas recibió con espacio y se asoció con Ruiz. El samario le mandó un pase Edwin Cardona que llegó solo por el centro y mandó un remate con el pie derecho que el portero Libman no logró atajar.

Después de 11 años, el equipo colombiano vuelve a unas semifinales de Copa Sudamericana. A pesar de no estar jugando su mejor fútbol, los dirigidos por Osorio tienen un reto interesante al enfrentar al São Paulo de Kaká, Ganso, Pato y Alan Kardec. El responsable de eso, en gran medida, es Franco Armani, el heredero de Gastón Pezzuti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *