El gol de Alejandro Bernal le dio a Nacional su segunda victoria como local en lo que va de Copa Sudamericana y fue, además, el primer paso para su equipo logre instalarse entre los cuatro mejores equipos del torneo. A los dirigidos por Juan Carlos Osorio les ha costado hacer de su casa un fortín y eso quedó evidenciado frente a Vitória y frente a General Díaz. En las competiciones locales, la situación ha sido la misma. Como ejemplo está la Copa Postobón, en la cual el equipo quedó eliminado, en gran medida, por no poder vencer al Deportes Tolima en el Atanasio Girardot.

Nacional juega por segundo año consecutivo los cuartos de final de la Copa Sudamericana

Sin embargo, el contexto del partido frente a César Vallejo era diferente. Los verdolagas llegaron al encuentro motivados por la victoria obtenida en casa frente a Águilas Doradas que los dejó cerca de la clasificación a los cuadrangulares del rentado nacional. La otra motivación que tienen los jugadores y el cuerpo técnico es la de mostrar que el trabajo que tantos réditos le ha traído a nivel local, se puede ver reflejado también en los resultados que el equipo obtenga a nivel continental.

Para este partido de cuartos de final de Copa Sudamericana, Juan Carlos Osorio envió un 4-3-3 al campo liderado por el capitán Alexander Mejía. Las condiciones climáticas influyeron en el desarrollo de la idea del estratega risaraldense. Por un fuerte aguacero que se presentó en las horas de la tarde en la ciudad de Medellín, la grama del Atanasio Girardot tenía algunos charcos, razón por la cual el esférico no rodaba bien en algunos tramos. Como consecuencia, Nacional comenzó a buscar a sus extremos, Wílder Guisao y Jonathan Copete, por medio de pelotazos mandados desde atrás por Alexis Henríquez y Alex Mejía.

Con el paso de los minutos la cancha fue drenando y los charcos desaparecieron por completo para la segunda parte del encuentro. Allí apareció la figura de Sherman Cárdenas. El santandereano comenzó a ser el eje de los ataques de su equipo. Teniendo suficiente libertad, el “7” verde comenzó a darle aire al ahogado juego de su conjunto. Cuando no filtraba un balón, abría la cancha para que los laterales desbordaran y centraran.

Copete se tiraba al centro cuando se proyectaba Farid Díaz

En esta parte del partido, el conjutno de la Universidad César Vallejó estaba replegado. Nacional recuperaba rápido el balón y seguía atacando. Muchos centros de Díaz y Bocanegra para Ruiz y Copete que estuvieron cerca de anotar pero no lo lograron. Él que sí pudo darle una alegría a la hinchada de su equipo fue Alejandro Bernal. El cordobés aprovechó un rebote, tras una llegada de Bocanegra por banda derecha, para rematar al arco y abrir el marcador.

César Vallejo no quiso explotar la mayor deficiencia de Atlético Nacional que es su salida de balón. Los anteriores rivales del equipo antioqueño lo hicieron y sacaron un buen resultado del Atanasio Girardot. El plan de los peruanos fue replegarse e intentar contratacar a su rival. La estrategia del entrenador Franco Navarro falló.

Los verdolagas dejaron una imagen positiva y sacaron un resultado que los acerca a su objetivo inmediato: las semifinales de la Copa. En el Estadio Mansiche de Trujillo se definirá la serie el 5 de noviembre. Osorio y sus pupilos están frente a la oportunidad de jugar las semifinales de un torneo continental por primera vez desde que el entrenador risaraldense se hizo cargo del Club Atlético Nacional. Ya dieron el primer paso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *