Alexis Henríquez y Óscar Murillo tuvieron un gran partido en el Estadio Roberto Meléndez de Barranquilla frente al Junior. Más allá del contexto del partido, de los problemas ofensivos del rival o de una situación determinada durante el transcurso del mismo, los defensores centrales de Atlético Nacional volvieron a mostrar algo del nivel que llevó a su equipo al tricampeonato liguero.

La dupla Henríquez-Murillo se está afianzando de cara al final de la temporada

Por su parte, los dirigidos por Julio Comesaña jugaron uno de sus mejores partidos pero eso no fue suficiente. El entrenador uruguayo no ha encontrado un remplazo para su goleador del torneo pasado, Édison Toloza, y eso ha quedó evidenciado en este encuentro. Por consiguiente, el equipo no pudo concretar las opciones que tuvo y su clasificación quedó comprometida. Los barranquilleros deben ganar los 3 partidos que les quedan.

Osorio mandó un 4-3-3 al campo. Desde el comienzo, los verdolagas dejaron claras sus intenciones: cederle el balón al rival y contraatacarlo. Así entonces, Junior salió con el mismo esquema y comenzó a ser superior. Vladimir Hernández y Jarlan Barrera comenzaron a asociarse por el centro y de ese modo le facilitaron las cosas a Yessi Mena, que recibía el balón por banda derecha. El ex jugador de Águilas Doradas fue un dolor de cabeza constante para Miller Mosquera, que jugó como lateral izquierdo.

Jarlan Barrera se muestra como una de las promesas más interesantes del torneo

Con el paso de los minutos, Nacional ajustó líneas y comenzó a desconectar los circuitos ofensivos del Junior. Sin embargo, la energía de Jarlan Barrera comenzó a activarlos de nuevo. El juvenil samario comenzó a filtrar balones desde tres cuartos de cancha. Incluso, en los pocos minutos que el rival adelantó líneas, Barrera y Hernández gestaron un contraataque que terminó con una pobre definición de Mena.

Cuando mejor estaba jugando el Junior llegó la anotación de Jonathan Copete. Tiro de esquina cobrado por Cardona que rechazó mal el portero Sebastián Viera. El esférico le quedó al ex jugador de Santa Fe que anotó sin problema. Los locales insistieron, sin éxito, durante todo el resto de la primera mitad.

Durante el primer tiempo, Nacional sólo llegó una vez y anotó

En el segundo tiempo hubo varios factores que determinaron el rumbo del partido. El primero fue la gran actuación Alexis Henríquez y Óscar Murillo que estuvieron precisos en los cierres, atentos en marca y eficaces en salida. El segundo fue el desgaste juniorista. Barrera y Hernández fueron perdiendo influencia con el paso de los minutos, razón por la cual su equipo perdió profundidad. El último factor fue el portero argentino Franco Armani. El guardameta ratificó su buen momento y respondió cuando fue llamado. Sus atajadas fueron fundamentales para que Nacional se llevará los 3 puntos del Metropolitano.

Solo el tiempo nos dirá si volvió la solidez defensiva mostrada por Nacional hace algunos meses. Los partidos frente a César Vallejo, Fortaleza, Águilas Doradas y Patriotas nos darán la respuesta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *