En Valencia se presentaría lo último en moda y estaría el ‘staff’ de Carletto mostrando la calidad de su vestuario. Ancelotti tenía la labor de vestir a sus modelos, él debía escoger el traje que usarían sus dirigidos en el tapete verde.

Al escenario irían los que se encontraran en mejores condiciones y los favoritos por el diseñador. Ancelotti saldría con 4-4-2. En mitad de cancha Kroos y Modrić de mediocentros y abiertos estaban Isco por izquierda y James por derecha –quizá la posición más incómoda para él-. Arriba Chicharito y Cristiano.

El 10 blanco fue una de las fichas claves del circuito madridista

James pegado a la cal sorprendió desde inicio. El colombiano se movió por todo el frente de ataque e hizo de su zona la más activa en el primer tiempo. Rodríguez cosió cada jugada, le dio sentido, pausa y orden al ataque. Los desmarques de Chicharito fueron claves para que James lanzara pases entrelíneas y centros al área –con una rosca perfecta- que aprovechara el mexicano.

La primera parte del ‘10’ de la casa blanca fue digna de calificar con su dorsal. James estuvo presente en todas las jugadas que hilaba su equipo. Su zurda prodigiosa marcaba la diferencia y el cuero llegaba a sus botines con facilidad. Sus desmarques continuos para que la pelota llegara hasta él en zona de peligro fueron movimientos imposibles de captar por sus rivales. A pesar de encontrarse en una zona poco recorrida por el cafetero a lo largo de los últimos años, Rodríguez firmó una actuación notable. El magnífico control que tiene sobre la pelota y su pierna zurda de seda le permite dar asistencias y marcar goles de gran factura.

James anotó un gol e hizo una asistencia

La posición parece no ser inconveniente para que James pueda ser figura y pieza fundamental en el equipo de Carletto. Su esfuerzo y entrega es tomado por su entrenador cada vez más en serio. Su asentamiento en el equipo es mucho mejor partido tras partido, y quienes le acompañan se sienten cómodos y potencian el nivel del colombiano. Ancelotti, mientras llega el Clásico, seguirá tomando café, al cual le gusta más su sabor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *