En nuevo reto se acercaba para la Selección Colombia femenina. Arrancaba en septiembre la VII Copa América Femenina en Ecuador. Llenas de ilusión, sueños y con objetivos por alcanzar, se aferraban a una confianza plena en sí mismas, que reflejaba de una u otra manera un compromiso absoluto, no sólo con ellas, sino con más de cuarenta y cinco millones de habitantes.

Taborda desde un inicio –el debut ante Uruguay, intentó poner en funcionamiento un juego basado en la tenencia de la pelota, en el buen trato de esa misma, en la movilidad, intensidad, presión, en la búsqueda constante de espacios. El poder ofensivo, con el que contaba la Selección colombiana femenina, jugó un papel valioso, facilitó el recorrido en tal torneo. Ni qué decir del defensivo, que se vio resaltado más de una vez por participaciones extraordinarias como la de Nataly Arias, central con excelente dominio del juego aéreo y anticipación, capaz de ordenar la defensa y mantenerla en total equilibrio, dando lugar a pases profundos, y con desplazamientos en largo permanentes en la salida.

Colombia sumó 12 goles a favor y recibió 2

Por otro lado, cabe destacar la actuación de Yoreli Rincón, futbolista caracterizada por ser líder y referente en el mediocampo, y reconocida por ser la mejor jugadora del país, quien sobresalió por su visión de juego, sus pases entre líneas y sus controles orientados, que favorecieron en gran manera al resto de sus compañeras. Una línea de pase cómoda y limpia. Es de esas que resume lo que es madurez e inteligencia a la hora de saltar a una cancha. Taborda sabía a la perfección que todo su planteamiento giraba en torno a ella, o por lo menos, gran parte de él, pues era precisamente quien hacía jugar a las demás.

El recorrido del equipo durante todo el campeonato fue realmente fantástico, representó un crecimiento significativo para el fútbol femenino en Colombia. Las jugadoras mostraron un altísimo nivel de participación. Poquísimos errores cometieron. Siempre rápidas, dinámicas. y sólidas.

La Selección ganó 5 de los 7 partidos que disputó

Y es que todo esfuerzo tiene su recompensa: lograron obtener un excelente puntaje, que les permitió disputar la final ante Brasil, encuentro que finalizó con un empate (0-0) que consagraba campeona a ‘La Canarinha’.

La participación de las dirigidas por Felipe Taborda arrojó diversos y excelentes resultados: Selección invicta durante todo el torneo, sumando 17 de los 21 puntos posibles, y valla menos vencida. Cumplieron así las metas y propósitos trazados. Consiguieron la clasificación a la Copa Mundial Femenina de la FIFA (Canadá 2015), a los Juegos Panamericanos (Toronto 2015) y a los Juegos Olímpicos (Rio 2016).

2 comments

  1. La verdad es que no se puede pedir más a un resumen tan completo. Para quienes no estamos familiarizados con el juego de la Selección femenina, seguro que estas palabras nos servirán de referencia. Gracias por eso, Juliana.

  2. Impecable trabajo tanto como el de La Selección Colombia, como también el de Juliana. Más que todo porque la gente solo está pendiente la mayoría en el fútbol masculino de mayores o la misma sub 20. Grandes las chicas súper-poderosas!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *