Deportivo Cali e Independiente Medellín cerraban la fecha 12 de la Liga Postobón II en el Pascual Guerrero. Ubicados en la parte alta de la tabla de posiciones, ambos equipos buscaban una victoria que los acercara a la clasificación a falta de 6 fechas. A pesar de esto, los goles de Vladimir Marín y Gustavo Bolívar completaron un 1-1 que no disgusta y que encamina a los dos equipos a la siguiente fase del torneo.

Héctor Cárdenas mandó a la cancha un 4-2-2-2 en el que destacaron la vuelta de Miguel Caneo y las ausencias de Juan David Cabezas y Frank Fabra. Por su parte, Hernán Torres les dijo a sus jugadores que se acomodaran en un 4-3-1-2. Dado esto, el poderoso tomó el control del esférico e intentó atacar al Cali por el carril central pero no lograba pasar. Allí los azucareros recuperaban e contratacaban. Apertura de cancha para Yerson Candelo que mandaba pases largos buscando a Carlos Rivas. Sin embargo, el artillero vallecaucano perdía el balón y ahí terminaban las jugadas.

Deportivo Cali encontró en la espalda de Marín una autopista y no la aprovechó

Con el paso de los minutos el partido se fue cerrando. Medellín empezó a mandar pelotazos y el Cali a ganar los rebotes. Después de recuperar el útil, los locales intentaban salir jugando pero un mal pase de Bolívar/Pérez o un exceso de Caneo terminaban con los esfuerzos de un equipo que no hallaba los caminos hacia la portería de Carlos Bejarano.

El desequilibrio del marcador lo causó un balón parado. Los antioqueños comenzaron a provocar faltas lejanas. Las primeras fueron intrascendentes porque la defensa rival controló los balones sin problema. Luego llegó la jugada preparada: Marrugo le toca el balón a Restrepo, que estaba a su lado, y este se lo pasa de primera intención a Vladimir Marín que remató libre, pues no hubo reacción de los volantes vallecaucanos, y anotó con la complicidad de Luis Hurtado, que vio pasar el esférico entre sus piernas. 0-1 en 40 minutos del primer tiempo.

Marín celebró a rabiar el gol frente a su antiguo equipo

La alegría solo le duró 4 minutos a los visitantes. Apertura de balón por parte de Carlos Rivas que encontró a Yerson Candelo. El 19 mandó un centro que despejó Mena y le quedó en el pie derecho a Gustavo Bolívar. El ex jugador del Tolima dejó a Jherson Córdoba en el piso con un enganche y mandó un remate fuerte que venció a Carlos Bejarano.

Desde ahí el partido volvió a lo mismo. El Cali se acercó explotando la banda de Vladimir Marín pero nunca fue totalmente claro. Por su parte, “el poderoso” apeló al juego largo sin mayores frutos. Marrugo y Caneo no asumieron con plenitud su rol y por esta razón a ambos equipos les costó. Los dos volantes talentosos no marcaron diferencias. Al juego le hizo falta un jugador diferente que rompiera líneas con un pase o que arrastrara marcas con una jugada individual para abrirle espacios a sus compañeros. Los volantes creativos nos quedaron debiendo un poco de su talento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *