Tiro libre a favor del Once Caldas al minuto 93. Es la última oportunidad que tiene el blanco blanco para vencer a un Envigado que lo complicó durante todo el partido. El tablero dice que el encuentro va 1-1. Johan Arango es el encargado de cobrar. En el partido pasado, el caleño abrió el marcador en Ibagué con un cobro de falta que rebotó en un jugador de la barrera y desacomodó al portero del Tolima. Lo mismo sucedió frente a Millonarios un par de fechas atrás cuando envió el balón a la esquina superior izquierda del arco defendido por el portero Nelson Ramos. Arango respira, arranca su carrera e incrusta el balón cerca al palo derecho de Breiner Castillo. Tercer gol consecutivo de tiro libre en tres partidos. Su pegada marcó la diferencia en un cotejo en el que a su equipo le costó vulnerar la barrera defensiva del contrario.

La pegada de Johan Arango a balón parado le sigue dando puntos a su equipo

Envigado salió al campo con un 4-2-3-1 con el que buscó contrarrestar los ataques del Once Caldas. En los primeros minutos le costó porque el elenco de Manizales explotó las bandas, especialmente la izquierda, con eficacia. Arango y Obeso doblaron durante el primer tramo del encuentro al joven lateral derecho del conjunto naranja, Andrés Tello. Desde allí lanzaron algunos centros que buscaban a César Arias y a Sergio Romero que llegaba desde el otro lado a apoyar. Así mismo, el elenco blanco desacomodó al rival dándole una circulación rápida al esférico con Piedrahita, Pérez, Arango, Romero y Arias.

Sin embargo, el rival se reacomodó y Once Caldas no volvió a encontrar las facilidades que tuvo en los primeros minutos. El trabajo de Yílmar Angulo y Jhony González fue fundamental para los intereses naranjas. Los dos volantes estuvieron atentos y anularon a Patricio Pérez, eje del equipo local. Los antioqueños empezaron a hacerse del control del partido y utilizaron el carril central para acercarse al arco de José Fernando Cuadrado. A pesar de esto, las chances llegaron cuando Álvarez y Cortés se abrieron y aprovecharon los espacios dejados por Obeso y Piedrahita cuando salían.

Y fue tras un cobro de esquina que se abrió el marcador. Cortés cobró a ras de pasto y le pasó el balón al lateral izquierdo, Daniel Londoño. El juvenil encontró el espacio suficiente rematar y mandó el balón al fondo de la red tras una floja respuesta del portero de Once Caldas. Con el 1-0, Envigado se cerró más y complicó a un rival que no encontró ideas. A Arango ya lo tenían referenciado, a Pérez ya lo habían anulado y los laterales ya no tenían cerrados los caminos por las bandas.

El trabajo defensivo de Envigado maniató al Once Caldas durante la primera mitad

En la segunda mitad, los dirigidos por Flabio Torres comenzaron a mandar balones largos que buscaban a César Arias. Con esto Envigado no sufrió. Orozco y Ramírez ganaron la mayoría de balones aéreos que llegaban desde la mitad de la cancha y despejaban sin problema. Al minuto 62 entró Edwards Jiménez por Sergio Romero. Con su ingreso, el Once Caldas comenzó a empujar más sin ser totalmente claro. Los manizaleños se hicieron del control del partido y se acercaron más al arco de Castillo. En este punto del encuentro, Johan Arango comenzó a jugar por el centro y ahí fue más desequilibrante.

Al minuto 83, el arquero Cuadrado mandó un pelotazo que le llegó a César Arias. El santandereano recibió el balón en el borde del área, entró y recibió una falta de Andrés Orozco, que fue expulsado. Sin haber jugado su mejor partido, el blanco blanco tenía la oportunidad de empatar y la aprovechó. Arango cobró de forma magistral el penal picándole el balón a Brecas. 1-1.

De ahí en adelante, los manizaleños se hicieron del control del partido y llegó el ya mencionado gol de tiro libre de Johan Arango que le les dio la victoria. Con 15 puntos, el conjunto caldense se ubica, de manera parcial, en la segunda posición de la Liga Postobón. Por su parte, Envigado está, en este momento, de noveno en la tabla de posiciones. La pegada de Johan Arango fue fundamental para resolver un partido en el que el planteamiento de Juan Carlos Sánchez destrozó el plan propuesto por José Flabio Torres.

2 comments

  1. A me me sorprendió muchísimo la intensidad de este partido. Es uno de los signos de la mejora del fútbol colombiano. Me sentí viendo un partido un poco de hace unas décadas. Achique de espacios, mucho ritmo y, bueno, nuestro sello de identidad: jugadas espectaculares

    Lo de Arango está siendo impresionante. Está dando puntos, pero es que también está dando juego. Sus esfuerzos son largos y ayudan al Caldas a juntarse, a ganar tiempo e incluso a defender bien porque él pierde el balón muy metido en campo contrario. Está siendo el crack una vez Izquierdo se fue. Y está cumpliendo un poco también con su rol táctico.

  2. @Eduardo Ustáriz

    En lo táctico, también le favorece al Once Caldas jugar en derecha con Sergio Romero. Caso similar al de Johan Arango: pérdidas lejanas y rápido escalonamiento bajo el 4-4-1-1 (sin tener la función entre sus venas).

    Johan Arango asumiendo todos los quilates dejados por José Heriberto Izquierdo. Sin poseer las mismas características, aporta de igual forma para desplegar al Once Caldas con desplazamientos largos, bastante verticalidad y opción de pase tanto al pie como al espacio. El distintivo del equipo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *