El retiro de un jugador de su Selección puede marcar un antes y un después. La marca que puede dejar en un equipo, para bien o para mal, es imborrable y por ello siempre va a evocar alguna sensación a quien lo recuerde. En Brasil, Mario Alberto Yepes y Faryd Mondragón jugaron sus últimos minutos con el seleccionado colombiano. Así marcaron el fin de dos generaciones, una que le dio muchas alegrías al país y otra que no pudo jugar el Mundial pero que ganó la única Copa América que tiene la Federación en sus vitrinas.

Con Yepes y Mondragón se van dos generaciones exitosas del fútbol colombiano, la de los mundiales y la de la Copa América.

Mario Alberto Yepes fue el único jugador de la generación de jugadores de las eliminatorias a los mundiales de 2002 y 2006 que fue a la Copa del Mundo de Brasil. Él representó en el evento máximo del fútbol a Iván Ramiro Córdoba, a Robinson Zapata, a Breiner Castillo, a Luis Amaranto Perea, a Juan Pablo Ángel, a Giovanni Hernández, a Víctor Danilo Pacheco, a Rubén Darío Bustos, a Elkin Soto, a Aquivaldo Mosquera, a Macnelly Torres, a Sergio Herrera, a Tressor Moreno y a muchos más jugadores que hicieron parte de la Selección Colombia mucho antes de que José Pékerman llegara al banquillo tricolor.

A lo mejor el salto al pasado que aquí estoy haciendo parezca lejano pero el ex capitán del elenco tricolor hace parte de una generación cuyo ciclo terminó hace algún tiempo. Algunos de sus ex compañeros ya no juegan fútbol profesional, otros están finalizando sus carreras en la Liga local y solo Elkin Soto continúa jugando en la primera división de una de las grandes ligas europeas, la Bundesliga alemana.

Sin lugar a dudas esta generación evoca grandes recuerdos, como las goleadas 5-0 a Uruguay y a Perú en el Estadio Metropolitano de Barranquilla, el empate 0-0 frente a Brasil en Maceló en octubre de 2004 y el gol de Iván Ramiro Córdoba en la final de la Copa América de 2001, entre otros. La generación también evoca recuerdo negativos como la derrota 4-0 frente a Bolivia en el Hernando Siles de La Paz y el gol de Juan Arango que silenció la casa tricolor y sumió a la Selección en una crisis. 3 derrotas en 3 partidos jugados de las Eliminatorias al Mundial de Alemania.

La generación de Yepes vivió muchos altibajos, pero el capitán siempre estuvo a un nivel notable.

El retiro de la Selección Colombia y del fútbol del guardameta Faryd Mondragón también le dio un cierre total a la etapa dorada del conjunto cafetero en los años noventa. En la memoria del futbolero colombiano siempre va a estar la imagen del portero vallecaucano atajando frente a Inglaterra el 26 de junio de 1998 en Lens, a sus 27 años, durante la fase de grupos de la Copa del mundo realizada en Francia; y su última aparición como futbolista profesional cuando ingresó al minuto 85 del partido entre Colombia y Japón, el 24 de junio de 2014, a sus 43 años, en el marco del Mundial de Brasil.

La generación actual ha hecho un gran trabajo y ha clasificado a Colombia por primera vez a los cuartos de final de la Copa Mundial. Sin embargo, el trabajo realizado en el pasado, las victorias y las derrotas, las celebraciones y las decepciones, y los demás matices dejados por estos procesos, son fundamentales para comprender el proceso actual. Las carreras de estos jugadores han inspirado a los futbolistas de esta generación y de las generaciones venideras.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *