“Una idea es como un virus: es resistente, altamente contagiosa. La idea más pequeña puede crecer, puede definirte o destruirte…” Inception.

Independiente Santa Fe ha sido un club que se ha caracterizado por ser un equipo con un estilo de juego definido, y acorde a las cualidades de su plantel, han logrado besar un número considerable de trofeos por adherirse y sumergirse a una idea. Sin embargo, cuando consigues que las cosas marchen bien a partir de un método, cualquier otro carecerá de confianza y tratar de modificarlo sonará incorrecto. Al menos ese se ha convertido en un complejo de la institución capitalina.

Gregorio Pérez ha intentado moldear un sistema, ha agregado variantes en las que suponíamos seguiría modificándose un concepto tratando de fortalecer una idea, pero no ha superado más nada de aquella palabra ‘intento’.

Los leones carecen de gol porque no hay química entre sus atacantes.

Santa Fe requiere de un cambio en su estructura ofensiva y evidentemente ante Deportivo Táchira, en Venezuela, se percibió que Rubén Betancourt logró sumar acciones distintas al ataque más allá del desgastado desborde más centro que ofrece Anderson Plata. El uruguayo saca amplia diferencia en una de las debilidades más fuertes que tiene su club y en la que es una de las razones por la que acaban desperdiciando más de la mitad de las acciones de ataque: calidad técnica.

Otro de los defectos del equipo bogotano es que confunde ser intenso en el juego con lograr ser un equipo que quiera realizar cada acción a altísima velocidad. Pékerman en conferencia de prensa en el penúltimo partido de las Eliminatorias a Rusia 2018, ante Paraguay, expresó que: “uno de los secretos del fútbol es saber manejar el ritmo, tener tranquilidad, pero sin confundirla con pasividad”. Pero en el equipo que hoy dirige Gregorio Pérez se han confundido los conceptos, no hay ánimos para el cambio y no se quiere poner en juego una idea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *