Es cierto que la temporada apenas vive su pistoletazo y que los equipos recién se están conociendo a sí mismos, pero lo de Atlético Nacional en estos primeros 180 minutos de curso no deja de ser desconcertante desde lo visto. Conocida públicamente la no continuidad de Macnelly Torres y los múltiples cambios que ha vivido la plantilla, empezando por el entrenador, el cuadro verdolaga ha mostrado una merma técnica y de calidad, especialmente en el centro del campo, con relación al año pasado. Ayer, en el Manuel Murillo Toro, así se dejó entrever.

Jorge Almirón decidió visitar al Deportes Tolima de Alberto Gamero en el estreno de la Liga Águila con un 4-3-3 y un mediocampo compuesto por Diego Arias de mediocentro, Raúl Loaiza de interior derecho y Gonzalo Castellani de interior izquierdo. Y desde un primer momento se percibieron grandes problemas a nivel circulación, pues la posesión jamás alcanzó una velocidad medio decente o una intención agresiva con el fin de superar a su contrario. Además, si tenemos en cuenta que el Tolima se paró con Rafael Robayo y Luis Paz en esa zona, dos centrocampistas excedidos de energía, el resultado no es el más alentador para los intereses de Nacional.

Así pues, nace un lindo debate en torno a la figura de Juan Camilo Zúñiga. ¿En qué posición le sería más útil o beneficioso a Atlético Nacional? Porque en los dos primeros partidos del semestre, justamente, Almirón también ha tenido serias dificultades para encontrar a su lateral izquierdo, habiendo utilizado ya a Edwin Velasco, Christian Mafla y Diego Braghieri en dicha posición. No son pocos los interrogantes en la cabeza del estratega argentino.

Lo más importante de ayer para el verde paisa fue la victoria, drásticamente inferior a lo largo de los 90 minutos y superadísimo por un Sebastián Villa acertado desde cualquier sector del campo, y que sigue manteniendo su pegada intacta con un intratable Andrés Rentería en los metros finales. Por supuesto, a puerta del partido de vuelta de la Súper Liga, muchas cosas van a tener que cambiar para que se pueda entender a Atlético Nacional como el conjunto de Jorge Almirón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *